Publicidad

El PP pedirá a su vez a Inspección de Trabajo si avala que los Plenos se puedan celebrar “con más de 30 personas y durante 11 horas”

MÓSTOLES/ 8 MARZO 2021/ Los grupos de PSOE y Podemos Móstoles, que gobiernan en coalición en el municipio, han solicitado un Pleno extraordinario para reprobar las actuaciones de varios concejales del PP después de que uno de ellos diera positivo en covid-19, hecho que ha obligado a poner en cuarentena a toda la Corporación.

En sendos comunicados, los grupos de PSOE y Podemos denuncian la “conducta poco ejemplar” que la portavoz del PP, Mirina Cortés, la coordinadora del grupo popular, Mercedes Parrilla, y el edil contagiado, Eduardo de Santiago, han mantenido en este asunto, lo que “ha puesto en riesgo la salud de las vecinas y vecinos de Móstoles”.

Publicidad

Las dos formaciones acusan a estos ediles del PP de “incumplir la cuarentena preventiva obligatoria establecida por la Comunidad de Madrid para los casos en los que se ha producido un contacto directo con un positivo por covid-19”, además de no comunicar inmediatamente el posible positivo de uno de sus concejales al resto de la Corporación.

El PP siguió realizando actuaciones en las calles tras confirmarse el positivo de uno de sus concejales, una imprudencia que les expuso a un posible contagio por coronavirus, cuando los concejales del PP deberían haber guardado la cuarentena obligatoria tras un contacto directo con un positivo”, insisten.

Sin embargo, desde el PP han señalado en numerosas ocasiones que el concejal “ha cumplido” con los protocolos sanitarios establecidos por su centro de salud y que acudió al pleno de la Corporación “sin síntomas, sin haber sido diagnosticado y con una PCR negativa”, realizada tres días antes de la celebración del Pleno.

Publicidad
El grupo municipal del PP de Móstoles/ PP Móstoles

El PP lo rechaza

Por ello, tras esta polémica, el PP de Móstoles ha avanzado que pedirá a la Inspección de Trabajo que investigue y revise las medidas de prevención antiCovid del Ayuntamiento que “avalan que los Plenos se puedan celebrar presencialmente, con más de 30 personas de manera simultánea y de manera ininterrumpida durante 11 horas”.

Esta decisión del Gobierno, supondría que el área responsable de la seguridad y salud ha considerado a todos los asistentes al Pleno como ‘contacto estrecho’, y esta situación solo se podría haber dado si el aforo que se mantuvo ese día, y quizá también otros, hiciera imposible mantener la distancia de seguridad de 2 metros”, añaden.

Sin embargo, PSOE y Podemos reiteran que fue el PP quien “no informó oficialmente” a la Corporación de que el concejal habría mantenido un contacto directo con un positivo antes del Pleno y no guardó la cuarentena preventiva obligatoria, lo que “impidió que se activasen los protocolos antiCovid-19 desde el primer momento”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.