La Unidad Canina de la Policía Municipal de Móstoles, que cumplió 25 años de servicio en 2021 siendo una de las más antiguas del país -la más veterana de la región después de la Policía de Madrid-, incorpora una nueva agente canina preparada para trabajar con menores y adultos con diversidad funcional.

Lula -así se llama esta última incorporación a la Unidad Canina, que cuenta ya con Kent, Lola y Mambo- es un labrador retriever y está adiestrada para estimular sensorialmente a personas con diversidad funcional, según ha destacado la alcaldesa, Noelia Posse (PSOE), en la presentación de esta nueva agente.

El animal está especializado en ayuda social para captar la atención de estas personas, manteniendo su concentración y su actitud positiva, mientras que los guías que van a trabajar con ella también han asistido a cursos en Gibraleón (Huelva) con profesionales destacados del sector.

Hoy ha sido presentada en una exhibición ante cerca de 140 alumnos con diversidad funcional del Colegio de Educación Especial Miguel de Unamuno. A la presentación han asistido, además de la alcaldesa, el Concejal de Seguridad, Convivencia, Cultura y Transición Ecológica, Alex Martín, y el Jefe de la Policía Municipal de Móstoles, Juan Manuel Arribas.

Con esta iniciativa, el Gobierno Local, formado por PSOE y Podemos, sigue trabajando por la inclusión y por ofrecer recursos de ayuda a las personas con diversidad funcional, para mejorar su autonomía, y también para que se familiaricen con la presencia de los agentes y sepan que están ahí para ayudarles.

Estas actividades se incluyen dentro de la Escuela de Ciudadanía de la Policía Municipal que busca formar, divulgar y concienciar sobre el respeto y la convivencia a través de la interacción de los perros con los menores.

La alcaldesa junto a la nueva agente canina, Lula/ Ayto. Móstoles

25 años de experiencia

Fundada en 1996, la Unidad Canina, que se configura como un dispositivo de apoyo para el resto de los componentes del Cuerpo y a requerimiento, en algunos casos, del Cuerpo Nacional de Policía, trabaja los 365 días del año las 24 horas en la detección de estupefacientes, además de otras especialidades..

Entre sus principales tareas, destaca el apoyo a los planes integrales de la Policía Municipal, como el de seguridad y prevención del menudeo de droga en el entorno escolar (PISEE) o el de prevención de consumo de alcohol en espacios públicos, con vigilancia diaria en los parques del municipio (PIBA)

También participan en el Plan de seguridad en el comercio e industria (para evitar robos en los comercios denominados calientes como joyerías, farmacias, perfumerías y estancos, entre otros establecimientos) o el Plan integral de vigilancia del consumo de bebidas alcohólicas en los parques de la localidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.