Publicidad

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha dibujado el rastro de la presunta mordida de 2,5 millones de dólares –cerca de 1,7 millones de euros– que la constructora OHL presuntamente pagó al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y al expresidente del Canal de Isabel II Ildefonso de Miguel por la adjudicación de las obras del tren de Móstoles a Navalcarnero.

En un informe remitido al Juzgado Central de Instrucción Número 6, al que ha tenido acceso Ep, los investigadores confirman las sospechas del magistrado y detallan «cómo en el seno de la constructora se organizaron unos pagos en el año 2007, en fechas coincidentes con la adjudicación y formalización del contrato de obra y posterior concesión del tren que debería haber unido las localidades madrileñas de Móstoles y Navalcarnero».

Publicidad

Se trata de nuevas informaciones relacionadas con esta pieza separada 3 de la causa ‘Lezo’ que está pendiente de fecha para juicio. Todo ello después de que el juez instructor acordase en junio de 2021 enviar al banquillo a González y al empresario Javier López Madrid por presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho, falsedad en documento mercantil y fraude a las Administraciones Públicas.

De sus averiguaciones, la UCO ha establecido el nombre de la sociedad que titulaba la cuenta a la que OHL habría transferido los fondos –la sociedad panameña Lauryn Group INC.– y el nombre del banco –el banco suizo Anglo Irish Bank–. Además, el IBAN facilitado correspondía con la cuenta titulada por la citada mercantil a la que la constructora «a través de dos filiales mexicanas», habría transferido la cantidad.

Publicidad

Una cifra, apuntan desde la UCO, que se eleva a 1.708.583,9 euros y que difiere de la información que fue facilitada por los confidentes aun siendo «cercana», y que cifraron en cerca de 1,4 millones de euros.

Los fondos utilizados para esa mordida, señala la UCO, «no salieron de la tesorería de las filiales mexicanas de OHL, sino que, con carácter previo, esos fondos se enviaron desde España bajo la aparente justificación de operaciones de préstamo». «Se ha podido constatar que el envío de estos fondos lo fue a iniciativa de los directivos de OHL en España, aunque se hubiese tratado de dar la apariencia documental de que se trataba de una petición de fondos de las empresas mexicanas», revelan.

Publicidad
Un cartel de las obras del tren de Móstoles a Navalcarnero

Operación gestada en España

A grandes rasgos, explican, «se trató de una operación gestada desde España«. El hecho de que los fondos viajasen a Suiza a través de dos empresas mexicanas de OHL, añaden, «permite inferir que se trató de evitar ordenar unas transferencias desde las cuentas de OHL en España a la cuenta en Suiza del intermediario en las comisiones para velar el rastro de los fondos».

Esos pagos, según recoge el informe, «estaban contabilizados dentro de una hoja de cálculo en la que Felicísimo Ramos –quien ordenó las transferencias a Lauryn– anotaba las comisiones que habría pagado OHL, puntualizando que estaban relacionados con concesiones en España, datos que coinciden con la obra».

Y en lo relativo «a la identidad de los destinatarios» –supuestamente González y De Miguel– la UCO hace un repaso a la información bancaria de la que disponen, y que ha permitido trazar los pagos de OHL hasta el «intermediario» Adrián de la Joya, a quien López Madrid «habría dado instrucciones para que hiciese llegar ese dinero» a De Miguel.

En este contexto, y aunque De la Joya se habría negado a pagar a políticos, los investigadores han «identificado una posible operativa de compensación de fondos que coincide en fechas, a través de una cuenta en suiza de unos socios» del propio De la Joya: Cerón y Gil. A partir de la misma «se le habría hecho llegar 700.000 euros a una cuenta que controlaba Ildefonso De Miguel en Suiza oculta a las autoridades tributarias».

Así, y en relación con la operación de compensación, la UCO ha identificado otra transferencia de 850.018,49 euros en las mismas fechas, aunque no hay información sobre si podría estar relacionada con la adjudicación. A este respecto, señalan que una anotación del 2015 del comisario jubilado José Manuel Villarejo «dota de sentido a que» este «fuese el canal utilizado para hacer llegar los pagos a De Miguel y, según reza la nota, a Ignacio González».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.