Publicidad
Publicidad

La Guardia Civil ha logrado detener al hombre que el jueves por la tarde se subió al techo de una furgoneta en movimiento, agarrándose a la parte posterior con los pies colgando en plena carretera A-5 y al que ya se le conoce en las redes como el ‘Spiderman de la A-5.

El incidente fue grabado el jueves pasado por otro conductor con su móvil en el tramo de la carretera de Extremadura que transcurre entre las localidades de Navalcarnero y Móstoles, según han confirmado fuentes policiales.

En las imágenes, compartidas por SocialDrive, el detenido primero aparece sentado en la baca de la furgoneta y después se dirige a la parte de atrás y queda colgado del vehículo, con los pies en el aire, poniendo en riesgo su vida y la de otros conductores, según se aprecia en el vídeo .

Sin ningún miedo ni consciencia del peligro que corría y el daño que podía ocasionar a terceros, el susodicho iba haciendo equilibrios en la parte trasera del vehículo, agarrado a la baca del vehículo y semidesnudo.

Así permaneció varios kilómetros. Según algunos testigos, el hombre se mantuvo sentado en el techo de la furgoneta y en otras posiciones durante 12 kilómetros, poniendo en grave riesgo la circulación del resto de usuarios y su propia vida. Incluso en algún momento llegó a ponerse de pie y a hacer flexiones.

Esta situación no solo provocaba un gran peligro para ellos sino también para el resto de los conductores, que estupefactos ante tal situación, sacaban sus móviles para inmortalizar esta escena tan peligrosa como llamativa.

En el Hospital

Tras conocer las imágenes, agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Sector de Tráfico de Madrid, localizaron al vehículo, a su conductor y al autor de estos hechos, que se encontraban en el hospital con lesiones, quizá consecuencia de estos actos.

El hombre que iba en el exterior del vehículo, de 39 años, ha sido detenido este viernes por un delito contra la seguridad vial. Por su parte, el individuo que conducía la furgoneta, otro varón de 39 años, está acusado de un delito de conducción temeraria y por conducir utilizando el teléfono móvil.

Por ello, también fue detenido e imputado, entre otros delitos, por transportar personas en el vehículo en emplazamiento distinto al destinado para ellas. Ambos tienen reseñas policiales por otros delitos y hechos similares. De hecho, no es la primera vez que el detenido provoca una escena como la protagonizada este jueves por la A-5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.