Esta crítica se produce después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya anulado la reclamación de la Comunidad de 356 millones de euros a Cemonasa, filial de OHL

MÓSTOLES/ 30 JULIO 2019/ La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, ha achacado a “la mala gestión del PP en la Comunidad de Madrid” la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de anular la orden que reclamaba a Cemonasa, filial de OHL, una indemnización de 356 millones de euros por las obras inacabadas del tren de Cercanías que debía unir Móstoles y Navalcarnero.

Esta es la eficaz gestión del PP, que primero aprueba un proyecto de tren a Navalcarnero sin unirlo a la Red de Cercanías, después lo privatiza, y tras años de molestias a los mostoleños con obras eternas, que finalmente se paralizan, pierde la indemnización a la que tenían derecho los ciudadanos por un desembolso millonario que no ha servido para nada”, ha señalado Posse en un comunicado.

Para la regidora, el PP en la Comunidad de Madrid “hace tan mal las cosas, esperando demasiado tiempo para resolver el contrato, que finalmente la empresa privada no tiene que indemnizar a los ciudadanos por no cumplir el pliego, al ganar la demanda, algo que califica de “dantesco”.

La Sección Tercera del TSJM ha estimado finalmente el recurso de reposición interpuesto por Cemonasa para la suspensión de la Orden de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras dictada en octubre de 2018.

Además se anular la orden emitida de la Comunidad de Madrid por la que se acordó la resolución del contrato de concesión por “incumplimiento culpable”, condena en costas a la Administración regional, aunque sobre la sentencia cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Obras del tren Móstoles-Navalcarnero, paralizadas desde 2010

Obras paralizadas en 2010

Las obras de extensión de 15 kilómetros del trazado de la línea C5 a la localidad de Navalcarnero fueron concedidas por la Comunidad de Madrid a OHL en el año 2009, bajo un presupuesto de 369 millones de euros, pero, tras más de 140 millones de euros invertidos, el proyecto fue paralizado por sorpresa por la concesionaria en 2010.

En junio de 2015 y tras cinco años de paralización, la empresa concesionaria presentó una reclamación administrativa ante la Comunidad solicitando la resolución del contrato por “imposibilidad de su ejecución debido a circunstancias sobrevenidas e imprevisibles” y reclamando 285 millones de euros de indemnización.

“Estando el Gobierno en funciones, en 2015, ellos decidieron resolver el contrato unilateralmente, al entrar en concurso de acreedores”, ha explicado Rollán, alegando que “fueron ellos los que asumieron la obra en función de unas expectativas“, pero que “si desestimaron continuar la obra, no es su problema”.

Tras esta reclamación, y con un informe del Consejo Consultivo a favor, en febrero de 2016 la Comunidad inició un expediente de penalidades -con una multa de 34 millones de euros- y le dio a la concesionaria un plazo de 16 meses para la ejecución de la totalidad del contrato, plazo que terminó en septiembre de 2017.

La comunidad disponía de un aval de 16 millones de euros, que se ejecutó, siendo el aval de mayor cuantía de la historia que ha ejecutado la Comunidad de Madrid“, ha recalcado el vicepresidente regional, quien ha recordado que en una primera sentencia, emitida en marzo de 2018, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dio la razón al Gobierno regional.

En concreto, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM desestimó en su auto la pretensión de la concesionaria de resolver el contrato de proyecto, construcción y explotación de la citada obra pública al entender que “ninguno de los motivos aducidos para ello está justificado”.

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. El tren a Navalcarnero fue en el 2006 la posibilidad de un negocio inmobiliario , de los mas grandes, se necesitaban tres pilares , la inmobiliaria que compro 150 Ha. de terreno en Navalcarnero; la Constructora para realizar el proyecto, y por ultima los politicos para recalificar terrenos , las tres pilares se unieron para el negocio , pero no contaron con el momento, es decir el principio de una crisis economica profunda que afecta a millones de personas. Renfe nunca quiso entrar en este negocio, lo tenia claro para que el tren se desplaze de Móstoles a Navalcarnero – 28.000 habitantes, la Comunidad de Madrid , ademas de entregar la obra finiquitada, tendria que abonar todos los años muchos millones de euros , en concepto de canon , para que las maquinas y vagones de Renfe fueran hasta un pueblo de 28000 habitantes. No era negocio.

  2. El tren a Navalcarnero fue en el 2006 la posibilidad de un negocio inmobiliario, de los más grandes, se necesitaban tres pilares, la inmobiliaria que compro 150 Ha. de terreno rustico en Navalcarnero; la Constructora para realizar el proyecto, el terreno comprado es un terreno rustico y tenían que poner un reclamo para que los ciudadanos compraran pisos en los citados terrenos , este reclamo no fue otro que el tren Móstoles – Navalcarnero; y por ultima los políticos de la Comunidad de Madrid , que tenían que recalificar terrenos rústicos y convertirlos en terrenos urbanizables , las tres pilares se unieron para el negocio, pero no contaron con el momento, es decir el principio de una crisis económica profunda que continua afectando a millones de personas. Renfe nunca quiso entrar en este negocio lo tenía claro, para que el tren se desplace de Móstoles a Navalcarnero – ciudad con 28.000 habitantes, la Comunidad de Madrid, además de entregar la obra finiquitada, es decir con cargo a los impuestos de la Comunidad de Madrid , en definitiva dinero de todos los madrileños vía impuestos tendría que abonar todos los años muchos millones de euros, en concepto de canon, para que las maquinas y vagones de Renfe fueran hasta un pueblo de 28.000 habitantes. No era negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.