Publicidad

Franco asegura que “desde el punto de vista ético, estético, es un poco obsceno lo que ha sucedido”, aunque no pide su marcha

MÓSTOLES/ 27 SEPTIEMBRE 2019/ El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha admitido este viernes que se ha producido “una merma de confianza” en la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), después de que en las últimas horas hayan renunciado otros dos cargos de confianza cuestionados por su relación con la regidora.

Así lo ha manifestado en declaraciones a la Cadena Ser, donde ha asegurado que Posse, quien ya fue obligada a rectificar los nombramientos de su hermana y su tío, “deberá volver a merecer la confianza plena del partido y lo que es más importante, por encima de todo, de los ciudadanos de Móstoles”.

No quiero ser cínico ni hipócrita, en el sentido de que una merma de confianza sí se produce, pero la legislatura es muy larga, está a tiempo de hacer una buena gestión, como hizo la pasada legislatura seguramente, porque ha obtenido un buen resultado electoral”, ha añadido el secretario general del PSOE-M.

Estas declaraciones se producen después de que este jueves se produjera la renuncia de otros dos cargos de confianza de la alcaldesa -la coordinadora de Alcaldía y el gerente del Instituto Municipal del Suelo (IMS)-, que se suman a la revocación del nombramiento de su hermana y la renuncia de su tía, hace dos semanas.

La alcaldesa en un Pleno.

Legales, pero “obscenos”

Franco ha vuelto a insistir en que, aunque estos nombramientos pueden ser “legales”, es cierto que “desde el punto de vista ético, estético, es un poco obsceno lo que ha sucedido”, ya que “los vecinos de Móstoles se merecen la máxima limpieza, la máxima transparencia, la máxima eficacia.

Hay que nombrar a personas que, siendo de confianza, reúnan la idoneidad para el cargo que ocupa. Aquello del mérito y la capacidad también hay que aplicarlo a estos nombramientos“, ha reiterado el dirigente socialista, quien entiende que los vecinos de Móstoles se sientan “lógicamente molestos” por lo que está pasando.

Publicidad

El gerente del IMS, Luis Vázquez, presentaba su renuncia este jueves después de que se conociera que fue despedido en 2017 de la Fundación Clínica Universitaria URJC por el nuevo rector, Javier Ramos, dado que su gestión al frente de la misma “no era la más adecuada” y a que percibía una remuneración “desorbitada”, de cerca de 300.000 euros.

Además, a última hora de este jueves también se conocía otra dimisión, la de la coordinadora de Gabinete de Alcaldía, Alicia Domínguez Villarino, quien ha renunciado al cargo, por el que percibía 52.000 euros anuales, después de que se conociera que es amiga personal de la regidora.

Aunque por el momento ha descartado tomar medidas contra la alcaldesa, Franco ha recalcado que estarán “atentos a lo que pueda pasar en el futuro”, y que “si se dan nuevos casos similares”, pondrían en marcha “todos los mecanismos de la Comisión de Etica para tomar las medidas adecuadas”.

Publicidad

Pero bueno vamos a esperar a ver qué pasa. Insisto espero que no haya más casos, de verdad tengo el deseo y la esperanza de que aquí se acabe ya esta política de nombramientos. Eso espero sinceramente”, ha concluido el secretario general del PSOE-M, reiterando de nuevo “su tolerancia cero con cualquiera de estas situaciones”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.