Publicidad
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han socorrido en la localidad de Móstoles a un menor de dos años que fue hallado, solo, en una marquesina de un autobús después de que se escapara de casa sin que la persona responsable de su custodia se percatara de su ausencia.

Los hechos sucedieron a finales del mes de septiembre, cuando una mujer realizó una llamada a la sala CIMMAC-091 para informar de que había encontrado a un niño de unos dos años de edad, solo, sentado en el banco de la marquesina de una parada de autobús, según ha señalado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

Los agentes se dirigieron inmediatamente al lugar y pudieron comprobar que el menor no estaba acompañado por ningún adulto, y que, además, debido a su corta edad, no hablaba, dificultando aún más la tarea de sus datos de identidad y la localización de algún familiar.

Una vez en dependencias policiales, se comprueba que por un descuido de la persona responsable de su custodia, el menor había abierto la puerta de casa y se había marchado a la calle, sin que nadie se hubiera percatado de su ausencia.

Un vehículo de la Policía Nacional (Foto: Policía)

Al parecer, el menor estuvo caminando durante unos 45 minutos, llegando a recorrer varias calles de la localidad, hasta que llegó a la parada del autobús y decidió sentarse.

Una mujer que esperaba el autobús se percató de que el menor se encontraba solo y dio aviso a la policía, que atendió al pequeño en la comisaria de la Policía Nacional de Móstoles..

Tras realizar las comprobaciones necesarias, el grupo de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) entregó finalmente al niño a sus familiares «en perfecto estado».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.