Publicidad

El juzgado de instrucción número 5 de Móstoles citado como investigado al portavoz de Más Madrid Ganar Móstoles, Gabriel Ortega, tras la admisión de una querella por «la posible existencia de delitos de administración desleal, en concurso con delito de falsedad contable, delito fiscal y apropiación indebida» en su etapa al frente del Instituto Municipal del Suelo de Móstoles (IMS).

La jueza ha acordado la incoación de diligencias previas y la citación como investigado de Ortega el próximo 30 de noviembre, tras la querella presentada por el propio IMS, empresa pública dependiente del Ayuntamiento de Móstoles, actualmente gobernado por PSOE y Podemos.

Publicidad

También tendrán que declarar como investigados Javier Díaz Tomasich, en su momento gerente del IMS y ahora portavoz de Más Madrid en Collado Villalba y el exinterventor del Ayuntamiento de Móstoles, Caín Poveda Taravilla, que fue cesado por el Gobierno municipal hace unos

Publicidad

El origen de la querella se remonta a los años en los que Ortega formó parte del Gobierno municipal de Móstoles, donde presidió el IMS entre 2017 y 2018, además de las responsabilidades de segundo teniente de alcalde y concejal delegado de Cultura, Bienestar Social y Vivienda.

Ortega entró al gobierno de coalición liderado entonces por David Lucas (PSOE), aunque tras la dimisión de Lucas y la investidura de Noelia Posse como alcaldesa (en febrero de 2018), Ortega mantuvo sus cargos.

La querella llegó después de que el actual Gobierno municipal, tras la salida de Más Madrid Ganar Móstoles, encargara una auditoría externa. La auditoría, encargada por la actual consejera delegada del IMS y edil de Presidencia y Desarrollo Urbano, Marisa Ruiz (PSOE), afloró determinadas deudas de esta empresa, que obligó a reexpresar saldos en la contabilidad del ejercicio 2018 que, a su vez, afecta a los ejercicios 2019 y 2020.

Según la auditoría, tras la reformulación de la contabilidad, se dejó al descubierto una deuda con el Ayuntamiento de Móstoles, único accionista de la empresa, de «más de 56 millones de euros», lo que ha obligado al Consejo de Administración del IMS a presentar un escrito de apertura de preconcurso de acreedores.

«Ha quedado meridianamente claro que las cuentas del IMS, al menos desde el año 2011, no reflejaban la imagen fiel de la empresa, puesto que no se contemplaba la deuda millonaria con el Ayuntamiento de Móstoles adquirida y mantenida por los anteriores responsables del PP y de Más Madrid Ganar Móstoles», aseguraba Ruiz tras la presentación de la auditoría.

Además, según dicha auditoría, el Interventor General del Ayuntamiento de Móstoles, cesado por «perdida de confianza», también «habría incumplido sus funciones de control sobre la exactitud de los datos consignados en el Balance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias», habiendo «actuado negligentemente».

Desde el gobierno municipal se advirtió en su momento que se iba a actuar judicialmente contra «quienes pudieran ser responsables por acción u omisión de sus competencias y responsabilidades y cuyas actuaciones no hayan prescrito, y contra quien resulte autor o responsable de la falsedad contable continuada y la administración desleal del ente público».

De esta manera, señalaba directamente a la gestión de Gabriel Ortega al frente del IMS, a quien también acusaron de negarse a auditar la empresa pública en 2018, como habría ordenado la alcaldesa Noelia Posse (PSOE).

Gabriel Ortega en su etapa al frente del IMS/ Ayto. Móstoles

Respuesta de Ortega

Tras conocerse su citación judicial, Ortega ha avanzado a través de sus redes sociales que «la verdad y la razón jurídica están de su lado» y que todo «quedará demostrado al 100%», además de que no se va a «arrugar» ante quienes «gobiernan con las tripas y no con la cabeza»,

«Será un placer acreditar en sede judicial las falsedades de la acusación de Noelia Posse y sus mariachis, instrumentalizando una empresa pública para perseguir adversarios políticos. Se archivará y entonces, un boomerang se dirigirá hacia su mala cabeza (y conciencia)», ha añadido en su cuenta de Twitter.

Hace unos meses, cuando ya fue directamente señalado por el Gobierno municipal, el portavoz de Más Madrid ya pidió que «se pusieran de inmediato en conocimiento de la justicia» estas acusaciones, ya que «no tenía nada que temer».

«El Gobierno municipal lleva meses afirmando que las cuentas del IMS no se ajustan a la imagen fiel de la empresa y amenazando con llevar ante la justicia a los anteriores consejeros delegados. Exigimos que acuda de inmediato. Personalmente no tengo nada que temer. Hice una gestión impecable y estaré encantado de explicarlo en sede judicial», añadía entonces.

Finalmente, el portavoz de Más Madrid ha sido citado a declarar en calidad e investigado tras la querella presentada por el IMS, aunque, según el auto, ante la resolución cabe interponer recurso de reforma y subsidiario de apelación, además de recurso de apelación directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.