Publicidad

Un individuo ha sido condenado por un delito leve de falta de respeto a la autoridad y otro leve de amenazas por un correo electrónico enviado a la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), en la que la calificaba de «zorra, asquerosa, bollera, corrupta, cerda» y le amenazaba en los siguientes términos: «vas a morir muy pronto».

Según ha avanzado el diario ‘Móstoles al Día’ y ha confirmado Noticias para Municipios, la regidora socialista recibió esta serie de insultos y amenazas el 10 de septiembre pasado a través de la dirección de mail corporativa, habilitada por el Ayuntamiento de Móstoles, para contactar con la alcaldesa(alcaldia@mostoles.es).

Publicidad

Desde la misma cuenta de Gmail, cincuenta días antes, el 22 de julio, este mismo ciudadano ya había mandado otro mensaje con más insultos: «Porque no te asfaltas tú la cara de asquerosa y guarra que tienes y dejas de joder las calles pedazo de retrasada mental, ladrona, choriza, fea, asquerosa, que das asco, es verte la cara y entrarme ganas de vomitar cerda».

Tras esta secuencia de mensajes, el 15 de septiembre la alcaldesa decidió presentar finalmente una denuncia ante la Comisaría de Policía Nacional de Móstoles para tratar de identificar al emisor de los correos electrónicos.

La investigación policial permitió identificar plenamente a J.R.C. como el titular de la cuenta de correo electrónico desde la que se enviaron los dos mensajes, además de confirmar que lo hizo a través de su teléfono móvil.

Finalmente, el 18 de mayo pasado, el Juzgado de Instrucción número 6 de Móstoles dictó una sentencia, a la que ha tenido acceso Noticias para Municipios, en la que condena a J.R.C. como autor de «un delito leve de falta de respeto a la autoridad» y otro «delito leve de amenazas» por sus mensajes.

La alcaldesa recoge el reconocimiento a la gestión municipal/ Ayto. Móstoles

Admitió los mensajes

Según recoge la sentencia, el investigado reconoció en el interrogatorio ante la jueza haber mandado los dos mensajes al correo de la alcaldía «con la intención de mostrar su descontento por como actuaba la denunciante como alcaldesa» y admitió en sede judicial que «se equivocó».

Publicidad

Por su parte, Posse decidió ratificar la denuncia ya que declaró ante el juzgado que «tuvo miedo cuando el acusado le escribió ‘vas a morir pronto’ de que le pudiera pasar algo a ella o a su hijo, que tiene una discapacidad, cuando salieran a la calle».

Pese a que el condenado alegó ante la jueza que «no quiso amenazar o intimidar» a la regidora socialista y que cuando dijo «vas a morir pronto, se refería a que iba a morir políticamente, o sea, que políticamente estaba acabada», la jueza entiende que sí que hubo «amenaza real».

En la sentencia, la magistrada insiste en que los comentarios eran constitutivos de «una amenaza real, a la que se da cierta credibilidad o seriedad ya que en el conjunto de los mensajes de J.R.C. no hay referencias a la gestión política de la alcaldesa, sino que contienen insultos de índole personal».

Aunque la alcaldesa ha declinado valorar la sentencia, sí que ha realizado un comentario a través de sus redes sociales en la que reflexiona acerca de «los discursos de odio, de tratar al otro como enemigo, de falsas premisas, de culpar al diferente de los males que afectan a la sociedad».

«Las afirmaciones y acusaciones falsas y las mentiras por un supuesto beneficio ideológico o político generan odio y reacciones violentas. Los culpables son las personas que las cometen pero hay muchos cómplices que las alientan y provocan, y después se escandalizan», añadió la regidora socialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.