El Ayuntamiento de Moralzarzal ha negado este viernes la supuesta «discriminación» hacia las personas con discapacidad, denunciada por la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA Cocemfe Madrid), y ha aclarado que no prohíbe su acceso a los recintos durante las fiestas patronales.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, el alcalde del municipio, Juan Carlos Rodríguez, firmó un bando que recoge una serie de medidas para la seguridad en las fiestas, entre las que «se recomienda» a las personas en sillas de ruedas y «a las que vayan con carritos de niños» que «no permanezcan en la calle de la Huerta por la gran concentración de gente que se produce».

Hinchables y juegos infantiles durante las fiestas de Moralzarzal (Foto: Archivo Ayuntamiento 2018)

Al respecto, FAMMA denunció públicamente el viernes al Ayuntamiento por una supuesta «discriminación a las personas con discapacidad tras la publicación de estas medidas de seguridad. Javier Font, presidente de la Federación, se mostró entonces perplejo ante el bando publicado por el Ayuntamiento: «Esta circunstancia ocurre cuando los gobiernos municipales consideran que lo saben todo al respecto de las personas con discapacidad y desconocen que existen medios y formas para garantizar la seguridad de todas las personas. Sólo hace falta voluntad política e interés en atender bien a todos sus ciudadanos».

«Queremos dejar claro que la solución no es limitar o prohibir el acceso de las personas con movilidad reducida, sino que la solución pasa por garantizar un acceso y una estancia segura para las personas con movilidad reducida durante la celebración las fiestas igual que el resto de ciudadanos«, señaló.

El primer edil, tras enterarse de la denuncia de este colectivo, ha asegurado que «se trata de una recomendación de seguridad, no de una prohibición».

Zonas destinadas a personas con movilidad reducida

Después de negar la situación, el Gobierno municipal ha lamentado públicamente el tono de la nota de FAMMA y de su presidente, Javier Font, «que habla de violación de libertades y de falta de interés hacia su colectivo por parte del Consistorio».

Para justificar que no hay una «discriminación» hacia la asociación, el regidor ha aclarado en el comunicado que, en los últimos años, han distribuido los eventos de las fiestas por diferentes zonas del municipio, cuando antes estaban concentrados, para facilitar el acceso y disfrute de todas las personas, incluyendo a «familias, mayores y personas con movilidad reducida«.

También, han trasladado otro ejemplo para negar esta «discriminación», ya que afirman que han instalado varios «espacios seguros» durante la Cabalgata de Reyes «para personas con movilidad reducida».

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.