Fue sustituido por Eugenia Carballedo tras una grave tormenta en el PP de Leganés

LEGANÉS / 26 ABRIL 2017 / Corría marzo de 2015. El alcalde en aquel entonces, el ‘popular’ Jesús Gómez, acumulaba una legislatura dura y convulsa en el municipio, pero sin fisuras en su liderato en el seno del PP local. Tenía todas las opciones para repetir como candidato. Sin embargo, un martes de ese mes de marzo, la presidenta del PP de la Comunidad, Esperanza Aguirre, citaba a Gómez a su despacho.

Allí, en una tensa reunión, le comunicaba que no contaba con él para renovar la candidatura con el PP en Leganés, y le emplazaba a que justificase su inesperada renuncia por motivos personales o de “cansancio” ante el partido y la prensa. Eran los meses previos a las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015.

Gómez aceptó la propuesta en principio. Todo el mundo desconocía, como se ha sabido en estos días, que el motivo real era la reacción de Esperanza Aguirre e Ignacio González por el hecho de que el alcalde leganense acudiese a la cúpula nacional del partido para revelar que González podía tener una cuenta en Suiza, a través de la que cobraría comisiones del Canal de Isabel II.

Cristina Cifuentes y Jesús Gómez, en una imagen de 2015.

Días después, Gómez recapacitó y convocó un comité local para ‘autoproclamarse’ candidato a las elecciones, hecho que se interpretó como un “desafío” a la propia Esperanza Aguirre, la ‘todopoderosa’ en aquel entonces presidenta del PP.

El comité regional terminó desechando la propuesta del PP leganense, y se justificó la pérdida de confianza en cuestiones como que Gómez no había sido capaz de hacer prosperar, durante la Legislatura, proyectos tan importantes como la segunda fase del polígomo empresarial ‘Leganés Tecnológico’ (Legatec) o la firma de los acuerdos del Canal de Isabel II, que no prosperaron en Pleno.

Maria Eugenia Carballedo, candidata por el PP de Leganés, sustituyó a Jesús Gómez.

Las explicaciones sonaban a modo de excusas inconsistentes, pero, finalmente, el comité regional designó a una desconocida diputada regional, María Eugenia Carballedo, para encabezar la lista del PP leganense a las elecciones del 24-M.

Aguirre confiaba en que la fórmula femenina atraería votos, tras el éxito de quien fuera alcaldesa durante 23 días en 2007, Guadalupe Bragado, a quien apartó una moción de censura de PSOE e IU. Sin embargo, Carballedo lloró durante la presentación de las Candidaturas del PP a las elecciones locales en un acto en Pinto, cuando Aguirre la pidió ‘bajar’ a Leganés para intentar hacerse con la Alcaldía.

María Eugenia Carballedo, candidata PP Leganés en 2015

Así las cosas, la precampaña y campaña electoral de Carballedo fueron bastante superficiales, pese a las ganas con que la madrileña intentó aferrarse al reto planteado. Finalmente, con el fiasco electoral -el PP perdió 6 concejales-, Carballedo nunca recogió su acta electoral en Leganés y regresó a las filas del PP de la Comunidad de Madrid, ya que ocupaba el puesto 19 en la lista de Cristina Cifuentes.

Ni siquiera la visita a Leganés, tres días antes de los comicios, de la entonces candidata a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para presentar su proyecto de hacer de la zona Sur un ‘Silicom Valley’ permitió a los ‘populares’ salvar los muebles.

Tormenta en el PP

Previo a ello, se desató una verdadera tempestad en el seno del PP local, con acusaciones incluso de manipulación en las votaciones del comité ejecutivo local. Según estos, el responsable de campaña del PP de Madrid, Bartolomé González, había forzado la convocatoria de un comité ejecutivo local en el que, sin estar en el orden del día, pidió una votación para elegir un nuevo comité electoral.

La resolución fue que el exalcalde, junto a concejales de su máxima confianza, como Juan Manuel Álamo, pidieron la anulación de la lista de Carballedo.

El exalcalde de Leganés, Jesús Gómez, en rueda de prensa junto a Juan Manuel Álamo, exconcejal.

No obstante, el comité electoral regional del PP de Madrid terminó avalando la candidatura con nueve de los doce concejales del Grupo municipal, pero excluyendo a Jesús Gómez, Beatriz Tejero y Juan Manuel Álamo, el núcleo fuerte del exregidor.

Gómez terminó siendo apartado a la Asamblea de Madrid, Álamo regresó a su antiguo puesto de trabajo donde disfrutaba de una excedencia y participó en proyectos editoriales, y Tejero regresó a su labor profesional, que compagina actualmente con el puesto de coordinadora de Vox en el municipio. La Legislatura finalizó y quien fue capaz de arrebatar la Alcaldía a la izquierda en los últimos 30 años, Jesús Gómez, fue relegado como diputado raso en la Asamblea regional.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.