La Policía Nacional sigue buscando a los ladrones que este martes por la mañana robaron a punta de pistola la sucursal de un banco de Leganés, de la que sustrajeron unos 300.000 euros a plena luz del día, según ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

El robo se produjo a primera hora de la mañana, al poco de iniciarse la jornada laboral de la entidad, sobre las 8.30 horas. Según Jefatura, cuando los empleados abrían la sucursal de CaixaBank, antiguo Bankia, situada en la calle Alcarria, los ladrones, que iban con bragas y gafas de sol, les encañonaron con una pistola, supuestamente simulada.

Tras ello, les obligaron a acceder al interior, donde amenazaron también a otro empleado, a los que maniataron con cuerdas.

Una de las empleadas de la sucursal ha declarado a Telemadrid que al menos no hubo heridos. «No nos llegó a pasar nada», ha relatado la mujer, que explicó cómo ocurrió el suceso: «Según pasamos nos fueron cogiendo y atando con bridas», relata.

El vehículo en el que huyeron los atracadores apareció posteriormente en una plaza de la localidad, rociado supuestamente con un extintor para no dejar huellas.

Tras maniatar al primer trabajador, los ladrones esperaron a que llegasen los otros cuatro empleados, a los que fueron intimidando con las presuntas armas de fuego y atando también. Luego, amenazaron al director de la sucursal para que abriese la caja fuerte y les entregase el dinero de los cajeros.

La Policía calcula que se llevaron 300.000 euros.

Encañonaron a un cliente

Las amenazas continuaron y, al salir del banco, encañonaron a un cliente que quería entrar. Pese a la agresividad de los asaltantes, no se han registro heridos. Los ladrones huyeron del lugar a toda velocidad en un coche aparcado en la cercana plaza de la Azucena.

El robo está siendo investigado por el Grupo XIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, que busca a los autores. Según las primeras pesquisas, los autores del delito conocían los horarios del banco y habrían planificado el asalto con antelación. Los agentes calculan que el montante de lo robado asciende a unos 300.000 euros.

En 2015, agentes del cuerpo Nacional de Policía detuvieron en la localidad a un hombre que previamente había atracado una sucursal bancaria del barrio de Arroyo Culebro siguiendo un procedimiento similar, tras amenazar a los empleados con una pistola

Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el robo se produjo también a primera hora de la mañana, sobre las las 09:00 horas, cuando un varón accedió a la sucursal y, tras amenazar a los trabajadores, logró obtener una cantidad indeterminada de dinero.

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Llevo tres años viviendo en Madrid y no había tenido que leer este tipo de noticias a lo norteamericano, increible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.