Publicidad

Unas 200 personas han participado este martes en una manifestación de la Policía local que ha recorrido el tramo entre la plaza del General Palacio y la plaza de la Constitución, frente al Ayuntamiento, portando en cabecera un ataúd con un muñeco uniformado en su interior a modo de velatorio para denunciar la situación que atraviesa la plantilla, sobre todo, con una «sobrecarga» de trabajo en fiestas.

Con una pancarta en la que se leía el mensaje ‘Menos policía, más seguridad’, los sindicatos convocantes -CCOO, UPM, CSIF y CPPM- la movilización ha transcurrido bajo una monumental pitada y sin incidencia alguna. En la plaza de la Constitución se ha leído un comunicado donde los sindicatos han recordado que la población local ha crecido hasta los 200.000 vecinos mientras que la plantilla ha caído por debajo de los 200 efectivos.

Publicidad

Los sindicatos calculan que, ahora mismo, habría unos 160 efectivos para salir a la calle a patrullar debido a las jubilaciones (unas 50 en los últimos año) y las bajas de larga duración. Además, temen que, con las nuevas convocatorias en el Ayuntamiento de Madrid, se puedan ir otros 20 compañeros. «No hay que sacar solo plazas, sino hacerlas atractivas para que los agentes se quieran quedar», han sentenciado.

Trabajar «por decreto»

Los sindicatos aseguran que, con las actuales fiestas patronales en Honor a Nuestra Señora de los Ángeles, la situación se ha «agravado», ya que les obligan «por decreto a venir a trabajar». En este punto, han puesto el ejemplo de tres agentes que, durante los festejos, fueron requeridos al acabar su turno para entregarles un decreto para trabajar tres horas más.

La movilización de los policías en Fiestas (Foto: D.G.Castillejo)

Los convocantes han manifestado que las jornadas laborales pueden alcanzar las 16 horas de forma ininterrumpida, hasta que el «mando lo ordene». «Al día siguiente -explican- vuelves a casa, duermes un poco, entras en tu turno y te vuelven a hacer lo mismo. Se lo han hecho hasta cinco veces seguidas a compañeros», denuncian.

Los sindicatos han denunciado, además, que las fiestas han contado con varias intervenciones por reyertas y robos a jóvenes, y «peleas en coches de choque, así como por incidencias en la zona de barras en la calle, en la plaza de Felipe Scío Riaza, donde, según han informado, una aglomeración de gente en unas de las entradas «tiró las vallas desde uno de los accesos y causó grave peligro».

El ataúd simulado, durante la protesta (Foto: D.G.C.)

Antes de las fiestas, la alcaldesa, Sara Hernández, aseguró, ante el posicionamiento de los sindicatos por las reivindicaciones de la Policía local, que esto «no afectará al desarrollo normal de las fiestas». «La Policía hará su trabajo como corresponde, de manera voluntaria o se tomarán medidas internas para que, donde sea necesaria la presencia de la Policía, allí esté», zanjó.

Además, Hernández consideró que el periodo de fiestas patronales «no es momento» para el planteamiento de estas reivindicaciones. «No es momento de aprovechar esas circunstancias para hacer reivindicaciones salariases», esgrimió, tras asegurar que, además, el Ayuntamiento no puede pagar a los agentes más que a otros funcionarios.

«Respeto esas reivindicaciones para cobrar más dinero y nos hemos sentado, pero hay que separar estas reivindicaciones con el derecho a disfrutar de las fiestas. Una vez finalicen, nos seguiremos sentando, pero ahora no corresponde», apostilló la regidora.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.