Alrededor de 400 personas participaron en el encierro que impulsaron varias familias de alumnos del colegio ‘Miguel Hernández de Getafe’ para reclamar a la consejería de Educación profesionales que valoren a 31 alumnos susceptibles de presentar necesidades educativas especiales.

La Asociación de Familias (AGA) del centro ha asegurado que ha sido «impresionante» la participación de las familias en el encierro para reclamar medios, y ha anunciado que el encierro «era solo la primera de las acciones» que llevarán a cabo si no se da una solución.

En el encierro en el colegio han participado el concejal de Movilidad y Participación Ciudadana de Getafe, Carlos Enjunto, y la primera teniente de alcalde, Alba Leo.

«Hemos sido 150 defendiendo el derecho a una educación pública de calidad porque la falta de recursos no afecta sólo a los 31 peques sin evaluar, ya que nos afecta a todos», ha señalado Enjunto.

«Las familias del Miguel Hernández nos encerramos en el cole para exigir más recursos y personal, manifestándonos en familia por una educación pública, de calidad, accesible e integradora», ha destacado Alba Leo.

La AFA explica que el objetivo final es que «31 criaturas reciban la mínima atención», algo que ya han comunicado a la Dirección Territorial de Área Madrid Sur de la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

Actualmente, según los padres, hay 30 alumnos a la espera de «valoración psicopedagógica por el servicio de Orientación madrileño y 8 a la espera de intervención de un técnico especializado de conducta».

Según ha informado la entidad, el encierro está motivado por la negativa de la consejería de Educación a dotar de «personal suficiente» al centro para atender las necesidades educativas del alumno.

Desde el centro se ha reivindicado la necesidad, como mínimo, de dos orientadores a tiempo completo en el centro, así como la de dos técnicos de integración social para atender los casos de dificultades de conducta.

Atascos

Las familias creen que además del atasco de nuevas valoraciones, hay otros 16 alumnos con valoración obligatoria por cambio de etapa. También creen que se necesitan personal para atender los casos de dificultades de conducta, para los que están destinando a los profesionales de las aulas con alumnos con trastorno del espectro autista.

La asociación ha asegurado que la Dirección de Área Territorial Madrid Sur de Educación está dejando «desamparados a 38 niños y niñas» al no atender «sus necesidades educativas», lo que podría implicar una vulneración del derecho a la educación.

Además, han recordado que este colegio «cuenta con mayor número de alumnado con dificultades de aprendizaje que otros centros, con lo que lógicamente necesita más profesionales que se ocupen de atender adecuadamente a la diversidad».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.