Publicidad
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional ha detenido en Fuenlabrada a tres personas por cobrar facturas a clientes de una compañía eléctrica, haciéndose pasar por falsos operarios, bajo la amenaza de cortarles el suministro de electricidad de sus negocios.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los detenidos realizaban llamadas telefónicas haciéndose pasar por el departamento de cobros de una compañía eléctrica, informando de pagos pendientes a sus víctimas.

Publicidad

Tras ello, les advertían de que debían realizar una «transferencia inmediata» para que no se procediese a cortar el suministro de luz de su negocio.

Las víctimas, dueños de restaurantes o cafeterías

Según las mismas fuentes policiales, todos los perjudicados eran propietarios de restaurantes o cafeterías, con un alto consumo de electricidad, por lo que la cantidad de las facturas era elevada, llegando a estafar un total de 10.768 euros.

Las investigaciones llevaron a la identificación de tres varones que fueron arrestados como presuntos autores de un delito de estafa, y posteriormente pasaron a disposición de la autoridad judicial.

Las actuales instalaciones de Policía Nacional en la localidad.

Este mes de mayo, la Policía Nacional logró otra importante detención en la localidad fuenlabreña al desarticular un grupo criminal itinerante tras detener a sus cuatro integrantes -uno de ellos menor de edad- por su presunta participación en tres robos con fuerza cometidos a plena luz del día.

En concreto, la Policía les atribuye la sustracción de cajas fuertes y de diversos efectos por valor cercano a los 80.000 euros en una clínica de Fuencarral-El Pardo, en un colegio de Ciudad Lineal y en una empresa editorial de Fuenlabrada.

Por estos hechos, los detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial y de la Fiscalía de Menores como presuntos responsables de tres delitos de robo con fuerza.

Las mismas fuentes policiales han informado de que el primer robo tuvo lugar a finales del pasado mes de octubre de 2021, en una empresa editorial de la localidad madrileña de Fuenlabrada. En este caso, dos personas a cara descubierta entraron en el local y consiguieron sustraer al descuido unos 330 euros de la caja de caudales, abandonando el lugar acto seguido.

Meses después, ya en febrero de 2022, los involucrados volvieron a actuar en un colegio infantil del distrito de Ciudad Lineal. Tras acceder a las instalaciones del centro lograban pasar desapercibidos entre el personal docente y sustrajeron dinero en efectivo y abundante material electrónico, concretamente 33 ordenadores y 28 tabletas sin estrenar, todo ello valorado aproximadamente en 30.000 euros.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.