La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha asegurado hoy que el joven de 21 años asesinado la madrugada del lunes a las puertas de una discoteca de Fuenlabrada «estaba en el punto de mira y sentenciado» por parte de sus atacantes. Todos los datos apunta a un crimen estudiado y ‘premeditado’ en lo que se perfila como un nuevo episodio de enfrentamiento entre bandas latinas de fuera de la localidad.

En este punto, la responsable del Gobierno central ha reiterado que tanto el cantante que actuó en dicho local esa noche como muchos de los asistentes a ese concierto eran miembros de una pandilla violenta, al parecer Trinitarios.

En cuanto al crimen, según ha explicado, los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional estuvieron en las inmediaciones de la discoteca hasta las 4:30 horas, cuando terminó el concierto. Y hasta las 6:00, hora de cierre de la discoteca, estuvieron presentes agentes de la Comisaría de Fuenlabrada.

Cuando ya no había nadie y algunos de los asistentes al concierto estaban charlando en un banco es cuando se produjo el asalto y «el tiroteo» que acabó con la vida del joven dominicano.

Según algunos testigos, fue sobre las 6:20 horas cuando se acercaron en una furgoneta tres personas, posiblemente miembros de una banda rival, de la que se bajaron dos de ellos con pistolas y machetes para atacar.

González ha explicado que, en este caso, la Policía Nacional «está colocando las piezas» y que, en el de Alcorcón de la noche anterior (donde también murió un joven de un tiro en la cabeza), «está avanzando la investigación».

Sangre del fallecido en las inmediaciones de la discoteca ‘Caña Brava’ (Foto: A.Pérez Meca/Ep)

La delegada ha trasladado un mensaje de tranquilidad y ha recordado que las fiestas patronales desarrolladas en localidades y distritos de Madrid en los últimos meses han estado caracterizadas por la «normalidad«, excepto en Alcalá de Henares, con «hechos puntuales».

«Esfuerzo»

Por su lado, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha pedido a la Delegación del Gobierno que ponga «el máximo esfuerzo» y que tome las decisiones que sean necesarias para que «Madrid siga siendo segura».

En este punto, ha dicho que la Comunidad «está poniendo todos los medios» para reducir la incidencia de las bandas violentas en la región, con medidas como la Comisión de estudio sobre bandas juveniles violentas de la Asamblea de Madrid

Precisamente, sobre este aspecto, Mercedes González, espera que la Comisión recoja que todas las administraciones se involucren para prevenir y atajar esta problemática.

«Las bandas tienen fluctuación, con épocas valle y picos. Y espero que todas las instituciones implicadas nos demos cuenta que tenemos que actuar desde diversos factores. Antes de que las Fuerzas de Seguridad tengan que actuar, hacen falta políticas de integración social, de educación y prevención para que todos trabajemos de la mano. Espero que con la comisión nos demos cuenta de esta realidad, que la Policía actúa cuando saltan todas las señales de alarma y que otras administraciones tienen que trabajar», ha esgrimido.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.