Los trabajadores mantienen que, tras ser readmitidos, no realizan las mismas funciones que antes del ERE

FUENLABRADA / 21 SEPTIEMBRE 2O17 / La dirección de Coca-Cola European Partners Iberia quiere poner fin al contencioso que les enfrenta a los trabajadores de la factoría de Fuenlabrada desde hace tres años. Así, la firma ha decidido poner en marcha, junto a los representantes de los Trabajadores de Fuenlabrada y el sindicato CC OO, un “proceso negociador” para dar “una solución definitiva” al centro logístico de la localidad que satisfaga las necesidades de ambas partes, empleados y empresa.

En este sentido, este miércoles ha tenido lugar la primera reunión, una primera toma de contacto donde se han querido sentar las bases para llegar a un futuro acuerdo después de meses con la relación enquistada.

Según la empresa, este plan para el colectivo de trabajadores de Fuenlabrada “refuerza el plan validado por el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional y que mantiene la apuesta por la inversión, el empleo y supone un proyecto de futuro”.

Tras determinar los tribunales la ilegalidad del ERE aplicado en la factoría, los empleados fueron readmitidos, pero continuaron las protestas porque el cambio de modelo de las instalaciones fuenlabreñas (de fábrica de embotellamiento a centro logístico) provocó que los trabajadores no tuvieran el mismo trabajo que antes del expediente.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *