Publicidad

Rosa Martínez, concejala de Podemos, se vuelve a incorporar a la Concejalía  y a la Junta de Gobierno después de que, el pasado mes de julio, fuera cesada de su cargo por el alcalde tras votar en contra del presupuesto municipal.

Así, con la recuperación de sus competencias, «fortalecemos y avanzamos en el gobierno de coalición entre las fuerzas progresistas de izquierda del municipio», tal y como han señalado desde Podemos.

Publicidad

Así, Rosa Martínez se hará cargo dentro del ayuntamiento de las siguientes áreas: Áreas de Salud y Consumo, unidad administrativa, laboratorio, inspección, prevención y promoción de la Salud, cementerio, centro de Atención Integral a Drogodependientes (CAID) y consumo y Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC)

Además se le confieren las atribuciones para conceder las autorizaciones de ocupación en la vía pública respecto a los mercadillos, expedir licencias de tenencia de animales potencialmente peligrosos, llevando el seguimiento del registro correspondiente, así como la autorización de la participación de animales en ferias, exposiciones, concursos y actividades similares.

En este primer día de «recuperación» de cargos, Martínez ha revisado la situación actual de la Concejalía con las técnicas del ayuntamiento, se ha pasado por el laboratorio donde se llevan a cabo los análisis sanitarios y ha visitado el cementerio para verificar sobre el terreno las actuaciones necesarias que ya han sido aprobadas a través de los remanentes de tesorería. Estas obras acondicionaran las zonas afectadas por hundimientos que han producido el deterioro de diferentes lápidas y parte del suelo.

Rosa Martínez, concejala de Podemos – Fotografía Podemos Coslada

Según han señalado desde la formación morada, «con esta incorporación se profundiza aún más en los acuerdos de gobierno firmados al comienzo del mandato y que contribuirán de una manera eficaz a conseguir mejorar las políticas de lo concreto en el municipio de Coslada».

Hay que recordar que, el alcalde de Coslada,  Ángel Viveros, cesó de sus cargos a las dos concejalas de Podemos que, hasta aquel momento, formaban parte del Ejecutivo local y que votaron en contra del presupuesto municipal aprobado en el Pleno del viernes.

Se trata de Rosa María Martínez y Virginia Robles, las ediles cuyas competencias en materia de Salud, Consumo y Bienestar Animal, y de Deportes, pasaron, en ese momento, a depender directamente del regidor. El Ejecutivo local quedaba así constituido con 11 concejales: ocho del PSOE, dos de Podemos y uno de Más Madrid. De esta forma, los concejales serán ahora 12, tras la vuelta de Rosa Martínez.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.