Publicidad

33 años, cientos de familias, decenas de educadoras, el esfuerzo de las Ampas, de la dirección, reivindicaciones políticas, visitas técnicas…,nada de todo ello ha hecho que la puerta de la Charlie Rivel, tal y como la conocemos hasta ahora, ubicada en la calle Velázquez, cierre definitivamente.

Los problemas estructurales del edificio, de los que se llevan alertando más de 13 años, impiden que las familias, puedan seguir acudiendo a esta ubicación; por ello, el Ayuntamiento de Coslada, que cedió una parcela para construir un nuevo edificio, ante la «inacción» del gobierno regional que licitó la obra hace 4 años y que aún «no ha puesto ni un solo ladrillo», como señalan desde el Ampa Charlie Rivel, ha decidido ofrecer una «solución intermedia».

Publicidad

Ante el último retraso de las obras licitadas en 2017, en mayo de 2020, es decir, en plena pandemia, la Consejería de Educación fijó el traslado de los escolares de la Charlie Rivel al edificio que ocupaba la Escuela Oficial de Idiomas. El Ayuntamiento, tras escuchar a madres y padres, rechazó la medida y se buscó la opción de hacer obras en el centro que permitieran su continuidad únicamente durante el presente el curso 2021-22.

Como señalaban desde el Ayuntamiento, la solución de urgencia que ha adoptado ahora el Ayuntamiento de Coslada, ante la «falta de respuesta de la Comunidad, es habilitar seis aulas en las antiguas instalaciones de la escuela Chiquitín para los niños de entre 0 y 2 años y otras seis de 2 a 3 años en el Colegio San Pablo».

Publicidad
Obras de adecuación en la antigua escuela Chiquitín, para la escuela Charlie Rivel – Fotografías Ayto. Coslada

¿Y que opinan familias y Escuela?

Desde la Ampa Charlie Rivel se preguntan «cuándo los niños y niñas de la escuela Charlie Rivel de Coslada dejarán de vivir de prestado y podrán aprender y divertirse en su propio centro«. «Nos negamos a decir adiós, -han señalado- seguiremos luchando todo lo que podamos para que el proyecto educativo que empezó hace 33 años no desaparezca«.

Publicidad
Pancarta colgada en el exterior de la Escuela Charlie Rivel reivindicando la construcción de la nueva Escuela – Fotografía N.M.Díaz

Susana Cabeza, presidenta de FAMPA, señala su deseo de que «en la mayor brevedad posible y de manera urgente se construyan las nuevas instalaciones de la Escuela Infantil Charlie Rivel».

Así, desde FAMPA «entienden» que sea inviable seguir en la misma ubicación, pero «no queremos que ‘la solución’ que se ha buscado sea la definitiva«. Como subraya la presidenta de FAMPA, «No tiene sentido que una escuela infantil esté dividida en dos lugares distintas. Apoyamos a la Comunidad Educativa de la Escuela Infantil Charlie Rivel y desde la federación estaremos pendientes del curso que viene y de las obras que se deben llevar a cabo».

Por su parte, educadoras de la Charlie Rivel aseguran sentirse «dolidas» por que se separe «a toda una comunidad educativa» y que muchas familias «por motivos de locomoción» no puedan continuar con ellas; asimismo «esperan» que este traslado sea provisional y «cumplan con el compromiso de la creación de la nueva escuela«.

Publicidad

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.