Publicidad

Agentes de la Guardia Civil han arrestado a un hombre de 35 años por convivir en un piso del municipio de Ciempozuelos durante dos meses con el cadáver de su abuela, de 89 años, para cobrar la pensión, según ha informado este martes una portavoz de la Comandancia de Madrid.

El caso se descubrió el pasado jueves cuando un agente fuera de servicio transitaba por la calle Castilla la Vieja del municipio de Ciempozuelos cuando percibió un gran hedor, que salía de uno de los pisos de esa calle. Entonces, avisó a sus compañeros, que acudieron al lugar y pronto localizaron el foco de aquel mal olor.

Publicidad

Una vez accedieron a la vivienda, en la cama de una habitación, los agentes del Instituto Armado hallaron el cadáver en avanzado estado de descomposición de una mujer de 89 años. Tras el levantamiento del cadáver y la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal, los médicos forenses han determinado que la anciana había fallecido de forma natural hace aproximadamente dos meses, momento en que permaneció en el domicilio.

El nieto, que estaba en la casa en el momento del hallazgo, finalmente reconoció que no había comunicado la muerte para seguir cobrando la pensión de su abuela, ya que no tienen trabajo ni ningún otro ingreso, según ha adelantado el diario ‘El Mundo’. Por ello, este hombre, de 35 años y sin problemas mentales, ha sido detenido acusado a priori de un delito de abandono de un familiar.

Es el suceso más dramático acontecido en el municipio en los últimos meses. El pasado enero, un hombre ha resultado herido al precipitarse desde una cubierta de una altura de 12 metros al suelo en una obra en la que estaba trabajando en Ciempozuelos. Mientras, en febrero, agentes de la Guardia Civil y la Policía Local buscaron al autor o autores de la profanación de 35 tumbas en el cementerio municipal.

Hecho similar

Un hecho similar de convivencia con un cadáver aconteció en Móstoles el pasado mes de febrero. En aquel momento, la Policía Nacional detuvo a un hombre de 44 años que había asfixiado a su padre de 83, en su domicilio de la calle Libertad de Móstoles.

La zona donde ocurrió el suceso de Móstoles.

Tras comunicar por vía telefónica el parricidio, agentes del Cuerpo se han personado en el domicilio, donde se ha certificado la muerte del progenitor “hace varios días”, según fuentes policiales.

El detenido, que aseguró que le quitó la vida a su padre “para que no sufriera”, se encuentra en dependencias policiales a la espera de que pase a disposición judicial. El grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación por este crimen.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.