Los agentes fueron avisados de que una bebé de 9 meses se encontraba inconsciente sin respiración en una guardería

ARROYOMOLINOS/ 12 JULIO 2020/ La Policía Local de Arroyomolinos ha salvado la vida de una bebé, de tan solo nueve meses, que estaba inconsciente y sin respiración, tras realizarle las maniobras para que recuperase la respiración y mantenerlo con vida antes de la llegada al hospital, donde se encuentra estable.

Los hechos han ocurrido en la mañana de este miércoles, cuando los servicios sanitarios solicitaron la colaboración de la Policía Local ante un aviso de una guardería donde una bebé de 9 meses se encontraba inconsciente sin respiración.

Cuando la patrulla llegó al lugar, de forma inmediata, se hicieron cargo del menor y comenzaron a realizarle las maniobras adecuadas para que recuperase la respiración y poder controlarle las constantes mientras ellos mismos lo trasladaban al hospital.

Durante el traslado, mientras uno de los agentes seguía realizando las maniobras de reanimación, la niña comenzó a expulsar flemas y a respirar, por lo que desde base se avisó al hospital apra que estuvieran preparados para su llegada.

«Nos están esperando y rápidamente es atendida. La bebé se encuentra estable», han añadido desde la Policía Local, que en los últimos cuatro meses, los agentes de la policía «han salvado la vida a tres bebés de menos de un año», según ha destacado el Consistorio.

Otras intervenciones

El 11 de julio pasado, los agentes también se hicieron cargo de un bebé de apenas un mes, que estaba atragantándose, y al que le hicieron las maniobras adecuadas para que recuperase la respiración y poder controlarle las constantes, hasta la llegada de la UVI móvil de los servicios sanitarios.

Además, el 15 de agosto pasado, en otra intervención, los agentes locales tuvieron que acudir a un domicilio tras un aviso por un bebé de 8 días que estaba en parada cardiorrespiratoria.

A la llegada de los agentes, el padre había logrado reanimar al bebé con dos insuflaciones que liberaron las vías respiratorias y, tras avisar a los servicios médicos de urgencia y realizar un reconocimiento al niño, «todo quedó en un susto».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *