Publicidad

Cs ha pedido al nuevo Ejecutivo local que agilice la creación de la comisión de investigación, que “hace un año que está pendiente”

ALCORCÓN/ 25 JULIO 2019/ El Gobierno municipal, formado por PSOE y Unidas Podemos, ha accedido a la petición de Ciudadanos de agilizar la creación de una comisión de investigación por las expropiaciones de los terrenos realizadas para la construcción del nuevo parque Blas de Lezo, que costaron cerca de cuatro millones de euros al Ayuntamiento.

Fuentes municipales han señalado a Noticias para Municipios que esta propuesta de Ciudadanos “contará con el apoyo del Gobierno municipal”, tal y como ya se demostró en el anterior mandato, ya que en su día ya apoyaron la creación de esta comisión, que nunca llegó a ser constituida ni puesta en marcha por “falta de transparencia deliberada” del PP.

Publicidad

La ciudadanía tiene derecho a saber por qué el PP abonó cerca de 4 millones de euros por la expropiación de unos terrenos cuya estimación inicial fue de 700.000 euros“, insisten estas fuentes, que no entienden como esta cantidad se triplicó “sin ningún tipo de explicación”.

Parque Blas de Lezo

Petición de Ciudadanos

Desde Ciudadanos habían solicitado en un comunicado al nuevo Ejecutivo local, formado por PSOE y Unidas Podemos, que agilizara la creación de esta comisión, que “hace un año que está pendiente”, para dilucidar “el agujero económico resultante, esclarecer lo ocurrido y en su caso, dirimir responsabilidades”.

Fuertes ha señalado que se trata de unos “hechos de suma gravedad y lesivos contra los intereses económicos de los vecinos”, ya que se trata de “una operación económica que supuso casi cuatro millones de euros, con miles de euros en intereses de demora pagados a la empresa propietaria de la Plaza Santa Marta de Ortigueira”.

Publicidad

El caso se remonta a diciembre de 2018, cuando el anterior regidor, David Pérez (PP) anunció la construcción de un parque infantil, que llevaría el nombre de Blas de Lezo, en el suelo colindante a la antigua Escuela Taller, una zona que fue desocupada el 8 de abril de 2014, en el barrio en San José de Valderas.

El espacio, de unos 2.600 metros cuadrados de extensión, supuso un coste de expropiación de 3,7 millones de euros, según explicó en su momento el exalcalde, algo que desde la formación naranja quieren esclarecer, dado que dicha operación económica “supuso un importante desembolso para las arcas municipales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.