Publicidad

El colegio público de Educación Especial Severo Ochoa de Alcorcón ha incorporado a sus instalaciones unos nuevos tanques de hidroterapia Hubbard, un equipamiento con forma de 8 o mariposa que es ideal para realizar terapias de tonificación de los músculos, «muy beneficiosa para los usuarios del centro».

La alcaldesa, Natalia de Andrés (PSOE), acompañada de la edil de Servicios Sociales y Salud Pública, Victoria Meléndez, han visitado este centro para conocer de primera mano el funcionamiento de este nuevo equipamiento, que permitirá a los usuarios de este centro acceder a un hidromasaje en todo el cuerpo.

Publicidad

El tanque de Hubbard se utiliza desde hace años para permitir a los pacientes que requieren un cuidado especial y la atención individual del terapeuta realizar ejercicios en un ambiente acuático, donde el agua proporciona una resistencia suave ayudando la descarga y el relajamiento del paciente.

Este tipo de equipos proporcionan la inmersión completa de todo el cuerpo y, gracias a las alas de mariposa o de trébol, permiten el movimiento de las cuatro extremidades y el acceso del terapeuta al paciente, por lo que es muy útil para tratar a alumnos que necesitan movilización en agua caliente.

El CPEE Severo Ochoa fue construido en 1983 para acoger a los alumnos con necesidades educativas especiales de las localidades de Alcorcón y Villaviciosa de Odón y cuenta actualmente con dos plantas -de 1.779 y 2.373 metros cuadrados, respectivamente, además de varios patios de recreo-.

Publicidad

Se compone de 20 aulas, dos salas de tallerres-pretalleres, otras dos para fisioterapia, un aula hogar, un aula de informática, un aula multisensorial un gimnasio, un comedor y diferentes despachos para atención individual de alumnos en los diferentes servicios que se prestan en el Centro.

El nuevo tanque de hidroterapia Hubbard instalado en el CPEE Severo Ochoa/ Ayto. Alcorcón

Totalmente adaptado

Al haberse construido con la finalidad de acoger a los alumnos con necesidades educativas especiales permanentes, el Centro tienen supresión de barreras arquitectónicas y ascensor.

Además, en el curso 2003-2004, se procedió a la adaptación de servicios para los alumnos motóricos, ya que el edificio en su estructura original no contaba con este tipo de adaptaciones, debido a que en los años 80 el índice de alumnos con graves problemas motóricos asociados a discapacidad psíquica que se escolarizaban en estos centros era muy bajo.

En el momento actual todas las aulas del Centro están dotadas con ordenadores para el trabajo de los alumnos, existiendo una red informática en todo el edificio.

Entre sus objetivos, el Centro busca desarrollar al máximo todas las capacidades de sus alumnos: cognitivas, motrices, afectivo-emocionales, de comunicación y de socialización, fomentando las relaciones interpersonales y las actividades extraescolares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.