El Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado la remunicipalización definitiva del alumbrado público, un servicio que ya había asumido provisionalmente a mediados de 2021, cuando acabó el anterior contrato privado y los encargos se empezaron a realizar directamente a la Empresa de Servicios Municipales (Esmasa).

El proceso de remunicipalización ha sido aprobado este lunes en un Pleno extraordinario con los votos favorables de los grupos que conforman la coalición de Gobierno, PSOE y Ganar Alcorcón, y los votos en contra de PP, Ciudadanos y Vox.

«Nadie duda que el alumbrado público es un servicio estratégico para la ciudad. Desde que Esmasa lo gestiona, el cambio ha sido grandísimo: pasos de peatones iluminados, barrios donde se empieza a ver por las noches y una iluminación mucho más eficiente», ha señalado el teniente de alcalde y presidente de Esmasa, Jesús Santos.

Por ello, Santos ha insistido en que «lo más coherente es hacer definitiva esta remunicipalización» para que el Ayuntamiento pueda «seguir participando en tareas tan importantes como la iluminación de la ciudad, el cambio a LED para acelerar la transición energética o el avance hacia un modelo de ciudades inteligentes».

«Cuando llegamos al Gobierno nos encontramos una ciudad caótica, una empresa al borde de la disolución y un alumbrado obsoleto; hoy, tras tres años de Gobierno, contamos con una empresa municipal que funciona con eficacia, una ciudad mejor iluminada y un alumbrado de led mejor mantenido y más moderno», ha añadido el edil de Urbanismo, Obras Publicas y Mantenimiento, Miguel Angel González.

Una nueva farola instalada en Alcorcón/ Esmasa

Valoración positiva

González ha explicado que este proceso viene tras una valoración positiva tras año y medio de gestión directa mediante la empresa pública, en el que, entre otras cuestiones, se han sustituido viejas luminarias por otras nuevas LED y se ha reforzado la iluminación sobre puntos clave de la ciudad, fundamentales para la convivencia, la movilidad vehicular o la movilidad peatonal.

Ahora, una vez remunicipalizado, entre los principales retos del servicio se encuentran el cambio del alumbrado a tecnología LED para garantizar la eficiencia energética y la iluminación de los pasos de peatones para mejorar la seguridad vial.

Las posibilidades que ofrece la gestión de este servicio por Esmasa son varias, ya que, además de las directamente asociadas al servicio, desde la compañía pública remarcan la potencialidad de las sinergias entre diferentes servicios ofrecidos por el departamento de oficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.