Publicidad

El Ayuntamiento de Alcorcón ha avanzado que solicitará una nueva partida de fondos europeos para la rehabilitación energética y sostenible del Centro de Mayores Salvador Allende y el Centro Ocupacional Carlos Castilla del Pino, que pasarían a ser «edificios de energía casi nula».

Las transformación de estos edificios buscan un ahorro en la factura de la luz gracias a la reducción del consumo energético y un mayor confort para los usuarios de estas instalaciones. En concreto, en el Centro Ocupacional Carlos Castilla del Pino se estima un ahorro en el consumo de energía del 89%, mientras que en el Centro de Mayores Salvador Allende el ahorro alcanzaría el 98%.

Publicidad

Estos ahorros llevan asociados las correspondientes disminuciones en las emisiones de carbono que llegarían al 91,5% en el primer caso y al 98% en el segundo, algo muy significativo para la calidad del aire de la ciudad.

«Para avanzar hacia un modelo energético autosuficiente debemos desarrollar, a la vez, dos líneas de actuación. En primer lugar, la reducción del consumo de energía, para lo que es fundamental una transformación sostenible de los edificios, centrada en el ahorro de energía, el aprovechamiento energético, el confort de las personas y la calidad del aire», ha señalado Carlos Carretero, concejal de Sostenibilidad, Movilidad y Energías Renovables.

En segundo lugar, Carretero ha insiustido en «la producción de nuestras propias energías renovables. «Para avanzar en ambos cometidos, solicitaremos fondos europeos para la rehabilitación energética y sostenible del centro de Mayores Salvador Allende y el Centro Ocupacional Carlos Castilla del Pino», ha añadido.

Centro Ocupacional Carlos Castilla del Pino/ Ayto. Alcorcón

Transformación integral

«El proyecto de rehabilitación será integral, abordando la cuestión energética, el reciclaje y la accesibilidad», ha insistido Carretero, quien ha detallado los

Las mejoras de ambos proyectos contemplan la instalación de aislamiento térmico por exterior en muros y cubierta con sistema SATE, y en las zonas en contacto con el terreno, la sustitución carpinterías por carpinterías de PVC y vidrio doble, así como la sustitución de la caldera por equipos de aerotermia con alto rendimiento y sistemas de ventilación con recuperación de calor.

También se recoge en ambos edificios la sustitución de las luminarias por LED con colocación de detectores de presencia, la construcción de una instalación solar fotovoltaica de 100 kW, la eliminación de barreras arquitectónicas e instalación de señalética para accesibilidad cognitiva, la instalación de reductores de caudal en grifos para ahorro de agua, aljibes para recogida de agua para riego, replantación en jardín e instalación de contenedores de reciclaje y composteras y la mejora del pavimento exterior e interior, pintura interior y remates.

Además, en el Centro de Mayores Salvador Allende se coloca un jardín vertical en la pared ciega del salón de actos mejorando la sostenibilidad ambiental y las condiciones de confort de la azotea superior y de la zona de jardín, se colocan pérgolas con vegetación en la zona de entrada y en la zona estancial del jardín anexa a la cafetería, se recuperan los toldos en la azotea superior consiguiendo una zona muy agradable como lugar de reunión incluso en días soleados invernales.

Publicidad

También se contempla la sustitución de ascensores por ascensores de bajo consumo. En el proyecto del Centro Ocupacional Carlos Castillo además de las mejoras expuestas anteriormente se contempla la instalación de parasoles plegables por el exterior en las ventanas que permiten graduar la luz solar en función de cada momento y una gran marquesina de entrada para mejorar la espera de familiares.

Estas rehabilitaciones supondrían también un nuevo paso hacia la conformación de una comunidad energética local, pues ambos edificios dispondrán de instalaciones de energía solar fotovoltaica, sumándose a los otros 4 edificios municipales en los que ya se ha instalado.

La producción de energías renovables y la reducción del consumo eléctrico convertirían al Ayuntamiento en un «prosumidor» más eficiente, dándole más flexibilidad, músculo y resiliencia para dinamizar esta nueva figura.

Además, los proyectos incluyen una mejora en la gestión de los residuos mediante la instalación de composteras para el tratamiento del residuo orgánico. Estas rehabilitaciones se vinculan así a la iniciativa de las composteras comunitarias, anunciado hace unos meses por el teniente de alcalde, Jesús Santos, y que ya se encuentran operativas en 5 barrios de la ciudad.

También hay espacio para la accesibilidad mediante la eliminación de barreras arquitectónicas y la instalación de señalética para garantizar la accesibilidad cognitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.