En la operación, se han incautado 720.000 pilas falsificadas, dos maquinarias para realizar la falsificación y material

ALCORCÓN/ 15 FEBRERO 2021/ Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en el polígono industrial de Ventorro del Cano de la localidad de Alcorcón un laboratorio de falsificación de pilas y han detenido a cuatro varones como presuntos responsables de un delito contra la propiedad industrial.

En la operación, se han incautado 720.000 pilas falsificadas, dos maquinarias para realizar la falsificación y material con el que simulaban que las baterías eran de primeras marcas, todo ello por un valor “de más de 100.000 euros”, según ha señalado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

Publicidad

La investigación se inició en diciembre pasado, cuando los agentes fueron alertados de la existencia de una nave en el polígono industrial Ventorro el Cano de la localidad de Alcorcón, donde se podría estar ejerciendo algún tipo de actividad ilícita relacionada con falsificación de baterías.

Tras varias pesquisas, los agentes consiguieron localizar una nave que, en un principio, resultaba ser una imprenta cuya actividad transcurría con normalidad, si bien disponía de una planta sótano con acceso independiente, pudiendo comprobar que, tras finalizar los empleados su jornada laboral y abandonar las instalaciones, ciudadanos de origen chino accedían por dicha entrada.

Avanzada la investigación, los policías pudieron determinar que en el interior de la nave se estaba realizando el etiquetado, empaquetado, almacenamiento y comercialización de pilas falsificadas que imitaban la apariencia externa de una marca de renombre en el sector comercial.

Cuatro detenidos

Tras ello, se estableció un dispositivo que concluyó con la detención de los cuatro individuos, los cuales han pasado a disposición de la autoridad judicial como presuntos responsables de un delito contra la propiedad industrial.

En el transcurso de la intervención se llegaron a incautar 720.202 pilas falsificadas, diversos cartonajes con logotipos de marcas registradas y dos máquinas para el precintado de pilas.

A través de un primer peritaje, se pudo determinar la procedencia falsa de dichas pilas, las cuales habían sido fabricadas sin ningún tipo de control de calidad y que podrían causar averías e incluso inutilizar los aparatos electrónicos donde estuvieran instaladas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.