El Ayuntamiento de Alcorcón ha convocado este martes otros cinco minutos de silencio por la muerte de Alvaro, el bebé de nueve meses que resultó intoxicado grave por inhalación de humo tras el incendio del jueves pasado en la calle Oslo y que finalmente falleció este lunes en el hospital La Paz de Madrid.

En concreto, el Consistorio ha convocado a la ciudadanía a guardar cinco minutos de silencio en la Plaza de España a las 12 horas en señal de duelo y homenaje al bebé fallecido, tal y como hiciera ya el viernes pasado en memoria de su hermano Darío, de 5 años, que también murió en el siniestro del jueves pasado.

«Consternados por la triste noticia del fallecimiento del bebé de 9 meses herido grave en el incendio de la pasada semana en el edificio de la Calle Oslo de Alcorcón. Nuestro más sincero pésame a la familia y amigos», ha añadido la alcaldesa, Natalia de Andrés, a través de sus redes sociales.

El funeral por el bebé se celebrará también este martes, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción del municipio de La Cumbre, en Cáceres, de donde eran originarios los padres de los dos menores fallecidos.

Incendio en Alcorcón

Trágico suceso

El suceso ocurrió a las 19:15 del jueves pasado en los locales situados en la planta baja de unos edificios de reciente construcción en la calle Oslo de Alcorcón.

El incendio se inició a causa de las chispas de una radial que manipulaban unos operarios, según dijo el jefe de los bomberos del municipio, Raúl Esteban, quien descartó que las llamas hubieran tenido su origen en una explosión por escape de gas ocurrida al perforar una tubería, como se informó en un primer momento.

El fuego generó una gran cantidad de humo negro y denso, que se expandió rápidamente por las viviendas y las zonas comunes de los edificios anexos.

Una mujer de 30 años y sus dos hijos, de cinco años y nueve meses, que vivían encima del establecimiento, en la tercera planta, sufrieron intoxicaciones severas por inhalación de humo y entraron en parada cardiorrespiratoria.

Los sanitarios del Summa 112 lograron revertirla en el caso de la madre y su hijo más pequeño, pero no en el del mayor, que falleció esa misma tarde.

La madre se encontraba «estable dentro de la gravedad» en la Unidad de Grandes Quemados del hospital de Getafe, mientras que su bebé, que ahora acaba de fallecer, tenía un «pronóstico reservado» en el hospital La Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.