El Ayuntamiento cede un local para que se puedan reunir los afectados por el cierre de la clínica Funnydent

El Colegio de Odontólogos ha recordado que ya denunció en 2014 a las clínicas FunnyDent ante la Dirección General de Consumo como consecuencia de las irregularidades apreciadas en la publicidad

ALCORCÓN/ 29 ENERO 2016/ El Ayuntamiento de Alcorcón ha anunciado este viernes que pone a disposición de los afectados por el cierre de la clínica dental Funnydent de la ciudad, situada en la céntrica calle Mayor, todo lo que esté en su mano para ofrecerles apoyo y asesoramiento en este asunto.

Publicidad

En este sentido, la concejala de Salud y Mercados, Susana Mozo, ya se ha puesto en contacto con algunos de los afectados para informarles de que, “aunque este caso es ajeno al Consistorio, desde el Gobierno municipal nos ponemos a su entera disposición, en la medida de nuestras posibilidades”.

Publicidad

Así, la edil ha señalado que el Ayuntamiento les va a ceder un espacio en el que todos los perjudicados puedan reunirse y que técnicos de la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Alcorcón (OMIC) les presten asesoramiento.

Los afectados han anunciado en las redes sociales que se ha abierto un atestado policial para las denuncias en Alcorcón y que se reunirán en un local cedido por el Ayuntamiento en el edificio Adolfo Suárez.

Comunicado del Colegio de Odontólogos

Ante el cierre de la red de clínicas Funnydent, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la 1ª Región (COEM) ha recomendado a los pacientes afectados que se dirijan a las autoridades competentes (Policía, Comunidad de Madrid, Oficinas Municipales de Consumo) para denunciar los hechos.

Se recomienda aportar para la denuncia toda la documentación de la que se disponga (presupuestos, facturas, albaranes, publicidad, etc.). Desde el COEM han asegurado que, “dado que las clínicas FunnyDent son propiedad de una empresa privada, cuyos dueños no son dentistas”, no puede arrojarse la responsabilidad de la finalización de dichos tratamientos a los dentistas colegiados que allí trabajaban.

Publicidad

“Esta es una de las consecuencias de la actual legislación vigente en España, conforme a la que la apertura de una clínica dental puede ser realizada por cualquier empresa privada o particular ajeno a la Odontología, siendo sólo necesario que un dentista colegiado figure como responsable sanitario del centro, sin responsabilidad en el plano económico o, como ha ocurrido en este caso, con el cierre de una clínica”, han subrayado.

Publicidad

Sin perjuicio de lo anterior, el COEM ejercerá o se incorporará a las acciones que se ejerciten para la tutela general de los pacientes, la colegiación y los intereses generales de la profesión. De hecho, han recordado que en noviembre de 2014, el COEM ya denunció a las clínicas FunnyDent ante la Dirección General de Consumo, como consecuencia de las irregularidades apreciadas en la publicidad que dicha red estaba realizando y las posibles irregularidades en la garantía que se estaba ofreciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.