La Universidad Carlos III forma parte del proyecto, que tiene seis meses de duración

REGIONAL/ 14 DE ABRIL DE 2020/ Investigadores de la Universidad Carlos III, del Hospital Gregorio Marañón, del Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos y de la empresa Sedecal Molecular Imaging trabajan en el desarrollo de un nuevo sistema radiológico de alta precisión que serviría para mejorar el diagnóstico de los enfermos de coronavirus.

La radiología es “clave” para tomar decisiones sobre los procesos a aplicar en los pacientes de coronavirus, ha detallado este martes la UC3M en un comunicado, explicando que las radiografías planas resultan “poco sensibles” y si se comparan con los resultados que ofrecen las pruebas de TAC, cuya aplicación es “inviable” en todos los pacientes de COVID-19, por la disponibilidad de equipos y de logística.

En ese sentido, este grupo de investigación trabaja en combinar la inteligencia artificial con dosis bajas de rayos X para desarrollar un dispositivo de bajo de coste que permita aumentar “sustancialmente” la precisión diagnóstica radiológica.

Los niveles que se obtendrían de este nuevo sistema, cuya aplicación sería posible incluso en vehículos o en carpas portátiles, serían “comparables” a los del TAC, ha incidido el investigador del Departamento de Bioingeniería e Ingeniería Aeroespacial de la UC3M y del Hospital Gregorio Marañón, Manuel Desco.

Hospital Gregorio Marañón

“La incorporación de algoritmos de inteligencia artificial puede contribuir a facilitar el diagnóstico, acelerando el análisis de las imágenes y reduciendo las dosis de radiación recibida por el paciente”, ha explicado Desco.

El proyecto, con una duración estimada de 6 meses, pretende satisfacer la demanda generada por la pandemia de coronavirus mediante un sistema que facilita, además, la caracterización epidemiológica del brote, detectando mejor a existencia de afectación pulmonar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *