La borrasca Gérard, séptima de la temporada, se adelanta a la borrasca Fien y afectará este lunes a España con viento, oleaje, nevadas y lluvias, fenómenos que pondrán en riesgo a unas 40 provincias de todo el país, como en Madrid, en riesgo amarillo por aviso de vientos, según La Agencia Estatal de Meteorología.

En concreto, este lunes el viento tendrá en riesgo importante (naranja) a A Coruña y Lugo, y en riesgo (amarillo) a Teruel, Zaragoza, Asturias, Cantabria, Baleares, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Barcelona, Tarragona, Ourense, Madrid, Murcia, Guipúzcoa, Vizcaya, La Rioja, Alicante, Castellón, Valencia, Almería, Granada, Burgos, Ávila, León, Zamora, Soria, Valladolid, Segovia, Zamora y Palencia.

Además, los fenómenos costeros pondrán en riesgo importante a Cantabria, Asturias, Girona, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Guipúzcoa, Vizcaya, Almería y Granada. También estarán en riesgo por olas, pero de menor nivel, Baleares, Barcelona, Tarragona, Alicante, Castellón, Valencia y Málaga, además de la ciudad autónoma de Melilla.

También este lunes la nieve afectará a distintas zonas, como Huesca que estará en riesgo importante, al igual que Navarra, mientras Zaragoza, Burgos, León, Palencia, Soria, Zamora, Barcelona, Girona, Lleida y La Rioja estarán en alerta de menor nivel.

La lluvia pondrá, asimismo, en riesgo a Asturias, León, Pontevedra, Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, mientras Cantabria estará en riesgo importante por el mismo fenómeno.

Anticipio de la borrasca Fien

Todas estas alertas coinciden con la entrada de la borrasca Gérard, que se ha anticipado a la borrasca Fien y se dejará notar en España este lunes, en el que, en general, se esperan cielos cubiertos, como será el caso de la mitad norte peninsular, con precipitaciones persistentes y generalizadas en Galicia, área cantábrica y Pirineo central y occidental, que podrán ser localmente fuertes en zonas litorales del Cantábrico y proximidades.

Las precipitaciones serán menos probables cuanto más hacia el sur, aunque en el entorno de los sistemas Central e Ibérico podrán tener cierta persistencia, ha detallado la AEMET.

Además, en la mitad sur de la Península se esperan al principio intervalos de nubes medias y altas, aumentando a lo largo del día a nuboso o cubierto y sin descartar alguna precipitación de carácter débil y ocasional en áreas montañosas. En Baleares y puntos del litoral central catalán no se descarta algún chubasco ocasional y en Canarias se esperan cielos nubosos y precipitaciones en el norte de las islas de mayor relieve, y con intervalos nubosos en general en el resto.

Por otro lado, las cotas de nieve se situarán en el noroeste peninsular en 1.200/1.500 metros, subiendo a 1.800/2.000 metros. En el resto de la mitad norte estará en 700/900 metros, subiendo a 1.300/1.500 en Pirineos — donde se podrán acumular 30 centímetros en estas cotas en el Pirineo occidental– y a 1.600/1.800 metros en el resto.

Respecto a las temperaturas, las diurnas no cambiarán o ascenderán en el oeste y noroeste peninsulares, mientras descenderán localmente notable en el tercio sureste, Baleares y entorno de Pirineos. Las mínimas aumentarán en el noroeste y bajarán en el este y sureste.

Además, el viento será de componente oeste en la Península y Baleares, fuerte en los tercios norte y este de la Península, y con rachas muy fuertes en áreas de montaña, así como en la meseta norte, Baleares y el entorno de Alborán. Igualmente, se prevén intervalos de muy fuerte en el norte de Galicia y alisios en Canarias.

Temporal más adverso con Fiel

Tras el paso de Gérard, la parte más adversa del temporal invernal corresponderá a la borrasca Fien, sexta de la temporada, que se formará a primeras horas del martes y vendrá acompañada de nevadas en cotas bajas en el centro y mitad norte, donde incluso podrían verse copos al nivel del mar.

Según un aviso especial de la AEMET, ya desde este lunes la interacción del potente anticiclón atlántico centrado al oeste de Azores, con la profundización de la borrasca Fien, al sur de las Islas Británicas, dará lugar a la intensificación del flujo atlántico del oeste y noroeste, haciéndolo más fuerte, húmedo y frío.

Esta situación meteorológica originará un temporal de viento y mar en la Península y Baleares, y de nieve y lluvia en la mitad norte peninsular, que se mantendrá durante buena parte de la semana.

Así, el martes, 17 de enero, se prevé la irrupción por el noroeste peninsular de una masa de aire de origen marítimo-polar, muy fría, que se extenderá en días posteriores al resto de la Península y Baleares, dando lugar a intensos vientos del noroeste, y precipitaciones que tenderán a ser generalizadas, y que junto con un descenso térmico acusado, se darán en forma de nieve en cotas que pueden descender por debajo de los 500 metros con la posible irrupción de una masa de origen ártico a lo largo del miércoles y del jueves.

Asimismo, durante el martes y el miércoles se espera que las precipitaciones se produzcan de forma casi generalizada en la Península y Baleares, siendo menos probables en el área mediterránea peninsular.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.