Publicidad

La crisis sanitaria del coronavirus ha obligado a realizar desinfecciones especiales en toda la red del suburbano desde marzo

REGIONAL / 01 JULIO 2020 / La Comunidad de Madrid va a destinar 155,5 millones de euros a la limpieza en Metro de Madrid, después de que el Consejo de Gobierno haya dado luz verde a un nuevo contrato para este servicio en las estaciones y cocheras de la red del suburbano en las líneas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 11 y 12 y en el metro ligero ML1, durante los próximos cuatro años.

Dividido en cuatro lotes, el contrato podrá prorrogarse hasta un máximo de un año. La inversión conjunta es de 129,5 millones de euros, que se suman a los 26 millones para la limpieza de las estaciones de las líneas 8 y 10, adjudicado en 2017, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Publicidad

El pliego aprobado incluye las limpiezas ordinarias, generales y selectivas, así como las técnicas con maquinaria específica para mejorar la calidad percibida de suelos y escaleras mecánicas.

También contempla las dirigidas y programadas a elementos concretos, como ascensores, pórticos, pavimento tactovisual, etc. Igualmente, incluye la adquisición, almacenaje, reparto y reposición de las dotaciones y contenedores higiénicos. Por último, añade la limpieza puntual de trenes en casos de atención inmediata en estaciones durante todo el día.

Publicidad

Así, desde el Gobierno regional han detallado que los equipos de limpieza están organizados de manera que haya cobertura las 24 horas del día en toda la red, estableciendo turnos de mañana, tarde y noche, con el objetivo de garantizar el buen estado de las estaciones en todo momento.

Publicidad
Varias personas recargan sus abonos de metro en la estación de Metro de Atocha (Foto: EP)

Todas estas limpiezas se suman a las desinfecciones especiales que se vienen realizando en toda la red desde marzo, con el inicio de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

De esta manera, se procede a la desinfección diaria en trenes y estaciones, actuando con especial atención tanto en los elementos con los que los viajeros puedan entrar en contacto en sus viajes diarios (barras de sujeción, asientos y reposabrazos o mandos de accionamiento de puertas, entre otras superficies), como en las cabinas de conducción de los trenes y en otros recintos de trabajo de la red del suburbano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.