La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha conformado para esta legislatura una estructura de Gobierno «más austera, eficiente y eficaz», que permitirá ahorrar más de dos millones de euros a los madrileños.

Así lo ha trasladado el consejero de Educación y portavoz del Ejecutivo madrileño, Enrique Ossorio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno donde se ha dado luz verde al decreto que modifica la estructura orgánica básica de las consejerías.

El Gobierno madrileño pasa de 13 a 9 consejerías, lo que supone reducir un 30% el número de estos departamentos. Además, se suprimen cuatro secretarías generales técnicas (SGTs), una viceconsejería y dos comisionados.

«Lo hemos hecho con una finalidad de eficiencia, eficacia y de ahorro«, ha defendido desde la Real Casa de Correos Ossorio, quien ha hecho hincapié en que es una estructura «muy racional». En este punto, ha recordado que el Gobierno de España tiene 23 ministros y cuatro vicepresidentes.

Así, la recién creada Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, que dirige Enrique López, asume competencias que hasta ahora correspondían a la Consejería de Presidencia y a la Vicepresidencia existentes en la Legislatura anterior. De este modo, se suprime una viceconsejería y dos secretarías generales técnicas.

Por su parte, la Consejería de Educación, Universidades, Ciencia y Portavocía, con el propio Ossorio al frente, asume las competencias vinculadas a las universidades y suprime una secretaría general técnica.

Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, departamento que encabeza Paloma Martín, suprime el Comisionado del Gobierno de Bienestar Animal y mejora la organización de su departamento con dos viceconsejerías, una vinculada a la vivienda y la ordenación del territorio y otra a los asuntos relacionados con el medio ambiente y la agricultura.

La fusión entre Economía y Hacienda da lugar a la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, que dirige Javier Fernández-Lasquetty. En este caso, además de prescindirse del cargo de consejero, se suprime una viceconsejería, la de Presupuestos, Patrimonio y Contratación; una secretaria general técnica y una dirección general, la de Estadística.

Díaz Ayuso, presidiendo ayer su primer consejo de Gobierno.

Nuevas direcciones

En lo que respecta a Familia, Juventud y Política Social, con Concepción Dancausa como consejera, el Gobierno, consciente de la situación económica que atraviesa España y la Comunidad de Madrid, ha decidido reforzar el servicio que se presta a los madrileños en el ámbito social con la creación de dos nuevas direcciones generales.

Se trata de la de Integración y la de Evaluación, Calidad e Innovación. De este modo, la antigua Dirección General de Servicios Sociales e Innovación Social desaparece y se queda en Dirección General de Servicios Sociales.

Para Administración Local y Digitalización, cuya gestión recae en Carlos Izquierdo, se elimina el Comisionado de Revitalización de Municipios Rurales y se crean dos direcciones generales, la de Política Digital y la de Reequilibrio Territorial.

En el caso de la Consejería de Sanidad, dirigida por Enrique Ruiz Escudero, se crea una Dirección de Área para la Secretaría General del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), mientras que en Transportes e Infraestructuras, de David Pérez, la estructura se mantiene igual.

Por último, la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, cuya titular es Marta Rivera de la Cruz, unifica en la Dirección General de Deportes dos direcciones generales que existían hasta ahora y crea una nueva dirección de área vinculada a la promoción y conocimiento de la lengua española, denominada Oficina del Español, que dirigirá el exmiembro de Ciudadanos Toni Cantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.