Publicidad

El hijo del matrimonio madrileño hallado muerto con signos de violencia en su vivienda de Brihuega este pasado lunes ha asido detenido como presunto autor de los hechos. Al parecer, el hijo sufre una enfermedad mental desde hace años, según indica VozPopuli.

Manuel, de 70 años, y Paloma, de 62, tenían su residencia en Madrid. Pero hace tiempo el matrimonio traspasó la farmacia que regentaban en Puente de Vallecas y pasaba largas temporada en su chalet ubicado en la calle Cronista Antonio Pareja Serrada de Brihuega. Este pueblo manchego se encuentra a poco menos de cien kilómetros de la capital. El asesinato de ambos sacudió su tranquilidad.

Ha sido en la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara donde se han practicado las diligencias. Y quienes han procedido a la detención del hombre, posible autor de los hechos. Ya se encuentra a disposición judicial, será el juez el que decida si ingresa en prisión.

Los hechos ocurrieron en un domicilio de la calle Cronista Antonio Pareja Serrada de la localidad guadalajareña de Brihuega. Fue un vecino de este matrimonio el que alertó al Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha de los hechos. Este martes el Juzgado de Instrucción que lleva el caso decretaba el secreto de sumario.

El Ayuntamiento de Brihuega vive este miércoles el primero de los dos días de luto que ha decretado por la muerte de esta pareja como testimonio «del dolor» de la localidad. Además, el Consistorio ha decretado que, durante los dos días de luto oficial en el municipio, las banderas de todos los edificios municipales ondearán a media asta.

Asesinato en Brihuega.

Hechos

El hijo de Manuel, de 70 años, y Martina, de 62 avisó a un amigo de que se había encontrado los cadáveres ensangrentados de sus padres, pero no llamó al 112 para informar del suceso.

El hijo informó a un amigo de que había encontrado los cadáveres pero no avisó al 112. Fuentes cercanas a la investigación informaron ayer a Efe de que el ahora detenido, de 31 años y que habitualmente reside en Madrid, habría sufrido problemas de salud mental con anterioridad. 

Según las mismas fuentes, el hijo de los fallecidos, cuando vio a sus padres «en un charco de sangre», en vez de llamar al 112 acudió a este amigo, que posteriormente avisó de lo ocurrido. Asimismo, han señalado que se está investigando cuánto tiempo llevaban los cuerpos sin vida.

Los investigadores han peinado la zona en búsqueda del arma con el que se cometieron los asesinatos, además se siguen buscando pruebas en el perímetro establecido por las fuerzas de seguridad.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.