Importante operación contra el narcotráfico en la Comunidad de Madrid. Agentes de la Policía Nacional han detendido a 21 integrantes de una organización criminal que distribuía cocaína y otras sustancias a través de vehículos ‘caleteados’. En la operación, se han incautado cerca de 20 kilogramos de cocaína y otras sustancias, además de 111.000 euros en efectivo, seis armas de fuego simuladas y ocho vehículos.

Los detenidos se dedicaban a introducir grandes cantidades de estupefacientes en la provincia de Madrid, para posteriormente distribuirlas a mediana escala por diferentes puntos de venta de la capital y provincias limítrofes, según ha informado este viernes la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La investigación arrancó en el mes de mayo del pasado año 2021, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal que podría dedicarse al tráfico de sustancias estupefacientes desde su llegada al territorio nacional por el puerto de Valencia, hasta su final distribución en la Comunidad de Madrid y localidades limítrofes.

Las primeras indagaciones policiales permitieron averiguar cómo operaba este grupo criminal que iniciaba su ruta en Valencia. A partir de ese momento, uno de principales sospechosos gestionaba el traslado de la droga a una localidad de la provincia de Cuenca, donde permanecía oculta en diferentes naves agrícolas en el interior de maquinaria pesada.

Un agente de la Policía Nacional durante un control (Foto: EP)

De Valencia a Madrid

Posteriormente, se organizaba periódicamente su traslado a diferentes viviendas situadas en el distrito madrileño de Villa de Vallecas, donde era custodiada durante cortos periodos de tiempo. Otro de los principales investigados se encargaba de gestionar su transporte a los puntos de venta finales.

Para ello, empleaban diferentes vehículos con compartimentos ocultos, denominados ‘caletas’, siendo acompañados por varios vehículos que realizaban funciones de escolta durante el recorrido.

Finalmente, a mediados del mes de junio, durante una transacción entre la transportista y uno de los implicados, los agentes observaron cómo ocultaban la droga en el compartimento oculto de un vehículo. Por ello, fueron interceptados, localizando en su interior un kilogramo de cocaína.

Tras estos hechos, los policías nacionales efectuaron 16 entradas y registros en diferentes domicilios, donde se lograron aprehender más de 20 kilogramos de cocaína, alrededor de 13 kilogramos de hachís, diversas cantidades de ‘cocaína rosa’, así como la intervención de 111.000 euros en efectivo, seis armas de fuego simuladas y ocho vehículos.

El operativo se saldó con el arresto de 24 personas como presuntos responsables de los delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal. De ellos, 7 cuentan con antecedentes y 6 de ellos se encuentran ya en prisión. De los detenidos, 9 son extranjeros, concretamente de nacionalidad ecuatoriana, colombiana y brasileña, han indicado fuentes policiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.