Ronaldo Antonio, conocido como ‘El Kalifa’, es uno de los presuntos cabecillas de la red de explotación sexual de Madrid, cumple prisión preventiva separado del resto de los encarcelados de la ‘Operación Sana’ y en el módulo de conflictivos de la presión madrileña de Soto del Real.

Al ‘Kalifa’, dominicano de 25 años e integrante de la banda latina de los Dominican Dont Play, se le acusa como presunto autor de un delito de detención ilegal, abuso sexual continuado con penetración a menor de dieciséis, prostitución de menores y contra la salud pública, entre otros.

De los 37 detenidos en el operativo policial contra esta mafia de prostitución infantil, solo ocho ingresaron en prisión provisional a la espera de la conclusión de la instrucción y la celebración del juicio si finalmente se les procesa. La jueza tiene que tomar declaración a las víctimas.

Este delincuente ingresó en un régimen cerrado en el módulo 3 de la cárcel de Soto del Real, uno de los más conflictivos, según han informado fuentes sindicales penitenciarias. Se trata de un modulo de reincidentes con adaptación media a las normas del establecimiento. Hay unos 70 internos en este módulo.

Saymol Fyly, rapero detenido por su presunta implicación en la trama de prostitución.

El ‘Kalifa’ es considerado como el responsable de la captación de las niñas. Cuenta con numerosos antecedentes por delitos contra la salud pública, robos con fuerza, contra la seguridad vial y por ir en contra de la Ley de Extranjería.

A él se le detuvo una semana antes que al resto de los miembros de la presunta red de prostitución infantil por agredir sexualmente a una de las niñas tuteladas por la Comunidad de Madrid.

Los agentes que acompañaron a una de las víctimas, de tan solo 15 años fugada de un centro regional de menores, exponen en uno de los informes policiales del sumario el ‘modus operandi’ de este delincuente. La menor les confesó que Ronaldo le obligó a mantener relaciones sexuales con otros amigos suyos, «pertenecientes también a los Dominican Don’t Play a cambio de dinero y droga como ‘base’ y ‘perico’.

«Había varias veces que yo no quería y Kalifa me decía que si no me acostaba con otros, él se iba a ir y no le iba a volver a ver. Esto ha estado pasando durante al menos un año, desde que yo tenía 14… Kalifa me cambió la vida, él me enganchó en la droga y ha empezado todo esto. Yo no quería», relató la joven.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.