Publicidad

Los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, en el marco de las operaciones ‘Farquad-Fallout-Ambar’, han desarticulado una organización criminal dedicada a la estafa en la venta de vehículos por Internet.

Se estima que esta organización delictiva habría estafado más de dos millones de euros a más de 500 personas de todo España, ha informado este jueves la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Publicidad

Esta investigación se inició en febrero del año 2021 a raíz de la denuncia presentada por un ciudadano en dependencias policiales de la Guardia Civil de Brihuega ,Guadalajara, comunicando que había sido víctima de una estafa, ya que al adquirir un vehículo mediante una subasta publicitada en una página web adelantó una cantidad de dinero por la compra y no recibió el vehículo adjudicado.

Con las primeras pesquisas, los agentes pudieron comprobar la existencia de una organización criminal especializada en la comisión de delitos de estafa online que habría afectado a un gran número de víctimas de todo el territorio nacional.

Subastas en Internet

Esta organización delictiva publicitaba todo tipo de vehículos (turismos, autocaravanas, motocicletas, tractores) en una página web diseñada al efecto y los ofrecía a la venta por el método de subasta.

Cuando el interesado accedía a la página web ofertaba una cantidad de dinero por el turismo que deseaba adquirir y pasados unos días un ‘presunto responsable’ de la página se ponía en contacto con el interesado comunicándole que había ganado la puja, previo pago de una cantidad de dinero que tenía que ingresar en una cuenta que facilitaban al comprador.

Tarjetas y dinero incautados.

Una vez que la víctima ingresaba el dinero, se cortaba la comunicación y nunca recibía el vehículo ofertado. En el transcurso de esta laboriosa investigación se rastrearon más de 20 páginas web que esta organización utilizaba para cometer las estafas.

Igualmente, los policías detectaron un amplio y complejo entramado de cuentas corrientes, abiertas tanto en España como en otros países a nombre de terceras personas con identidades falsas o usurpadas. En estas cuentas se movía continuamente el dinero obtenido de forma ilícita, con la intención de borrar su rastro y dificultar su localización.

El destino final solían ser cuentas corrientes abiertas en terceros países de la Unión Europea, hecho que dificultó sobremanera las labores de investigación de los agentes.

Registros en Coslada y El Escorial

La operación finalizó el pasado mes de marzo con dos registros domiciliarios practicados en los municipios madrileños de Coslada y de El Escorial, donde se procedió a la detención de 13 personas y a la investigación de otras 16, localizando también gran cantidad de tarjetas telefónicas, teléfonos móviles, material informático y abundante documentación que a día de hoy se continua analizando por los investigadores.

Los líderes de la organización, dos individuos de origen rumano, adoptaban muchas medidas de seguridad y enmascaraban su actividad en Internet para dificultar su identificación. También pasaban grandes temporadas en el extranjero por el mismo fin y gozaban de un alto nivel de vida ya que con el dinero obtenido adquirían artículos de lujo.

Los arrestados han pasado a disposición de la autoridad judicial como presuntos responsables de los delitos de organización criminal, de falsedad documental y de usurpación del estado civil.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.