Dos miembros o simpatizantes de bandas latinas dispararon ayer a mediodía a un camarero en una sidrería del madrileño barrio de Chueca, sin que el objetivo u otro persona resultara herida.

El ataque se produjo sobre las 13.10 en la conocida sidrería El Tigre, situada en el número 23 de esta calle de Chueca, y causó escenas de pánico entre sus clientes, algunos de los cuales salieron corriendo y otros se ocultaron bajo las mesas, según han informado fuentes de la Policía Nacional.

Dos adolescentes entraron encapuchados al local y descerrajaron dos disparos contra uno de los camareros, un hombre español de 32 años, que pudo refugiarse a tiempo y salvar su vida. La escena provocó el pánico a los usuarios del local, que huyeron o se escondieron bajo las mesas.

Balas alojadas en un jamón

Según ha adelantado el diario El País, las balas quedaron alojadas en el jamón que había en la barra del bar El Tigre, por lo que la Policía científica no pudo recuperarlas en el momento, según han detallado fuentes policiales.

Los agresores se marcharon a la carrera del lugar pero uno de ellos, español de 17 años, fue detenido en la cercana calle Augusto Figueroa por una pareja de agentes de Movilidad de Madrid. En la mochila llevaba la supuesta arma utilizada, una pistola de fogueo que ha podido ser modificada para disparar.

La Policía Científica de la Policía Nacional ha inspeccionado el bar para recoger los casquillos y pruebas. La inspección la lleva a cabo la Brigada de Información, encargada de las reyertas y homicidios relacionadas con bandas juveniles violentas. Y es que la principal hipótesis es un ajuste de cuentas relacionadas con pandilleros. Los agentes buscan al otro atacante, que logró huir.

Investigados tres policías por disparar a un joven

El Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid investiga a tres agentes de la Policía Nacional por abatir de seis disparos a un joven de 21 años en el rellano de su casa en Vallecas después de que su madre alertara de que estaba sufriendo amenazas, han confirmado fuentes jurídicas.

Los investigados declararon ante el juez el pasado diciembre y manifestaron que actuaron en defensa propia al tener un cuchillo el chico. La instrucción que conduce el magistrado Pedro López Jiménez sigue su curso.

Los hechos se produjeron el 26 de noviembre de 2021 sobre las 21:30 horas en un domicilio de la calle San Claudio, en el barrio de Palomeras Suroeste.

La madre del joven alertó al 091 ante las amenazas con un arma blanca que la familia estaba recibiendo por parte de su hijo. Al lugar acudieron agentes de seguridad ciudad para tratar de que el hombre depusiera su actitud.

En un momento dado, el joven se abalanzó sobre los agentes con un cuchillo y trató de atacarles. Los policías hicieron uso de su arma reglamentaria con el objeto de repeler la agresión.

Como consecuencia de los disparos, el joven sufrió varias heridas por arma de fuego localizadas en abdomen, brazo izquierdo, pierna izquierda y muñeca derecha.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.