Publicidad

Los agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas por robar en domicilios de la capital madrileña por el método del resbalón, por lo que tres de ellos están en prisión, ha informado este jueves la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación se inició raíz de tener conocimiento de varios robos en domicilios de los distritos de Chamberí, Chamartín, Centro y Salamanca donde los presuntos autores llamaban al telefonillo con cualquier pretexto para que les abriesen el portal de entrada a las fincas. Una vez en el interior de las comunidades, utilizaban el método del resbalón para acceder a los domicilios y sustraer efectos de valor.

Publicidad

El pasado día 16 de junio, fruto del dispositivo de seguridad establecido, localizaron a tres personas saliendo de un domicilio de manera apresurada por lo que procedieron a identificarlas.

Detenidos por robar en viviendas con el método del resbalón.

En el vehículo que utilizaban había numerosos efectos procedentes de los robos en domicilios como pulseras, cadenas, anillos, gafas de sol y perfumes. Además, comprobaron que ocultaban dinero en efectivo y joyas tanto en la ropa interior como dentro de calcetines. Así lograron los agentes esclarecer la participación en ocho robos con fuerza en domicilios cometidos entre los meses de marzo y junio.

Por todo ello, los tres detenidos, dos mujeres y un hombre de entre 21 y 39 años, pasaron a disposición de la autoridad judicial como presuntos autores de estos hechos, decretando su inmediato ingreso en prisión.

Distrito de Fuencarral

Los agentes de Policía Nacional han intervenido la madrugada de ayer en el distrito de Fuencarral, tras haber recibido aviso de los vecinos al observar a dos varones merodeando por los rellanos con una linterna y manipulando las cerraduras de portales y de viviendas.

Inmediatamente acudieron al lugar varios radiopatrullas y, tras entrevistarse con los testigos, comprobaron como dos hombres emprendieron la huida al percatarse de la presencia policial.

Una vez alcanzados, pudieron constatar que coincidían con las características aportadas por los vecinos localizándoles entre sus pertenencias llaves de distintos modelos y tamaños, imanes, un bote de pegamento líquido y una linterna.

Los agentes descubrieron como la puerta de uno de los domicilios mostraba restos de pegamento en el ojo de la cerradura. Por ello fueron detenidos como presuntos responsables de un delito de robo con fuerza.

La Policía Nacional ha lanzado una serie de consejos para evitar este tipo de robos, como el cierre la puerta con todas las vueltas de la llave, incluso si está en su interior (no sólo con el ‘resbalón’), no abrir la puerta a personas desconocidas, si se detectan testigos de plástico o hilos de silicona en las puertas hay que avisar inmediatamente al 091 y cuando nos marchemos de vacaciones es importante que nuestra vivienda parezca habitada (algún familiar o allegado de confianza puede recoger periódicamente la correspondencia del buzón).

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.