Publicidad

La Policía Nacional ha detenido a un hombre por abandonar a su hijo de tres años en un coche durante cuatro horas para irse a un club, explican fuentes policiales.

El abandono se produjo el día 15 de septiembre cuando varios policías observaron que un menor se encontraba dentro de un vehículo, aparentemente solo. Tras buscar a los familiares en las cercanías y no encontrar a nadie sacaron al menor por la puerta del copiloto que estaba abierta.

Publicidad

La extracción del niño se produjo para protegerle, fue el mismo el que les indicó a los agentes que su padre se encontraba en un local de la calle. Los agentes se realizaron una pequeña investigación y llevaron al pequeño junto a su madre.

Entonces, los policías revisaron las cámaras de seguridad de la zona para encontrar el local donde se había escondido el padre; en los vídeos se observaba como había abandonado al menor a las 20:30 horas para entrar a un club.

Los agentes pudieron detener al progenitor sobre las 00:10 horas cuando este intentó abandonar el local por la puerta de emergencias al detectar presencia policial. De esta manera, la Policía lo detuvo por un presunto abandono temporal de menor.

Un detenido- POLICÍA NACIONAL

Sucesos

La Policía Nacional y Municipal continúan con su trabajo, ahora de vigilancia, para que no vuelvan a okupar el edificio desalojado de La Quimera, en Lavapiés.

El miércoles los agentes de los dos cuerpos de Policía desalojaron por orden judicial a 76 personas que residían de forma ilegal en este inmueble. Tras la desokupación quieren impedir que nuevas personas intenten entrar a vivir allí.

Las labores de vigilancia se extenderán hasta que se tapien los accesos al edificio, varios operarios ya trabajan en estas labores, se prevé que los trabajos conlleven un tiempo extenso debido a la dimensión del inmueble. Los dueños quieren venderlo en cuanto les sea posible, por lo que han incorporado seguridad privada para que no sufra más daños.

El día del desalojo detuvieron a 13 individuos, 9 acusados de un delito contra la salud pública por portar o vender droga y los otros 4 por infracción a la Ley de Extranjería. Los agentes, además, han identificado al resto de desalojados, 63 personas, entre ellas tres mujeres y un niño.

Tras el desalojo, y según fuentes policiales, los agentes les explicaron a las personas que residían en el inmueble que podían solicitar ayuda en las oficinas de servicios sociales, el Samu Social ya había atendido a alguno de los residentes. La mayoría de ellos se habrían quedado en las inmediaciones para intentar regresar.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.