Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón que adquiría productos de alta gama en aplicaciones de compraventa online y que, posteriormente, los recogía sin abonarlos haciéndose pasar por un empleado de mensajería.

Mediante esta técnica, el detenido habría estafado a diez personas y se habría apropiado de material electrónico por valor de más de 10.000 euros.

Publicidad

Para poder llevar a cabo su plan, el hombre usurpaba, presuntamente, identidades de terceras personas para crear perfiles falsos en estas plataformas en las que compraba y, una vez acordada la venta, recogía los productos en persona en el domicilio del vendedor sin abonarlos.

Actuaba en diferentes distritos de la ciudad de Madrid. La investigación comenzó el pasado mes de abril tras la denuncia de una de las víctimas de estos hechos. En este caso, se trataba de un varón que había ofrecido en venta a través de una aplicación de compraventa online un ordenador portátil de alta gama. Un usuario contactó con él y le indicó que le haría el pago del producto contra reembolso a través de una empresa de paquetería.

El vendedor entregó el producto a un repartidor que se presentó en su domicilio, pero nunca recibió el dinero a cambio. Las pesquisas policiales descubrieron que existían otras nueve denuncias, entre los meses de abril y junio, de víctimas que denunciaban hechos cometidos mediante el mismo modus operandi en diferentes distritos de la
ciudad de Madrid.

Usurpaba identidades de sus víctimas

Los agentes descubrieron que estas estafas podían ser cometidas por una misma persona que usurpaba la identidad de terceros para darse de alta en estas aplicaciones de compraventa. De hecho, averiguaron que estas identidades se correspondían con víctimas que previamente habían sido ya estafadas por el ahora detenido, a quien le habrían facilitado fotografías de su documentación personal.

Una vez llegaba a un acuerdo con la parte vendedora, este varón, aduciendo problemas con los sistemas de pago seguro de las propias aplicaciones, sugería a sus víctimas llevar a cabo la transacción contra reembolso, a través de una empresa de paquetería externa.

Cuando acordaba este extremo, él mismo, con albaranes falsos, se personaba en el domicilio ataviado como un mensajero y recogía el paquete, indicando a las víctimas que recibirían su dinero cuando se completara el envío. Según Policía, para hacer más creíble el engaño, esta persona, tras recoger el paquete, contactaba de nuevo con su víctima haciéndole creer que el producto no le había llegado, para después ir poco a poco dilatando y, finalmente, interrumpiendo las comunicaciones con ella.

Complejidad técnica

La utilización de diferentes identidades falsas y de varias líneas de teléfono de contacto dificultaron la investigaciones, si bien tras su identificación y localización, los agentes procedieron a su detención a comienzos de este mes, pasando a disposición de la autoridad judicial como presunto responsable de diez delitos de estafa y usurpación de identidad, si bien la investigación se mantiene abierta ante la posibilidad de aparición de nuevas víctimas.

En total, los investigadores le atribuyen la apropiación de material electrónico por valor de más de 10.000 euros, destacando entre sus adquisiciones dos ordenadores portátiles, tres cámaras fotográficas y cuatro teléfonos móviles.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.