Publicidad

Un informe pericial de parte descarta ‘mala praxis’ en la cirugía a la que se sometió el pasado 29 de abril Silvia Idalia Serrano, la mujer que estuvo más de tres meses en coma inducido tras la triple operación estética y que despertó hace unas semanas con una leve mejoría en su estado de salud.

La defensa de la clínica CEME ha aportado dicho documento en el procedimiento judicial en el que el juez de instrucción número 46 de Madrid investiga al cirujano que llevó acabo la operación y a otro facultativo por la presunta comisión de un delito de lesiones imprudentes.

Publicidad

Desde la Clínica mantienen que la operación se llevó a cabo sin complicaciones y sostiene que todo salió correcto, desconociendo el motivo por el que Silvia Idalia se infectó de una batería que la produjo graves secuelas.

El informe ha sido elaborado por el Doctor Francisco Javier Cobo Reinoso, especialista en Microbiología y Parasitología y Doctor en Medicina y Jefe de Sección del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Hace unas semanas, la joven de 34 años despertó del coma inducido, estado en el que se encontraba desde el pasado 6 de mayo cuando ingresó en el Hospital de La Paz.

Su familia llevó el caso a los tribunales por presunta negligencia médica en la operación que se practicó el pasado 29 de abril y en los cuidados en el postoperatorio.

El informe expone que «la paciente ha sufrido una complicación infecciosa denominada fascitis necrotizante tras los procedimientos de cirugía plástica, pero excepcional«.

«Las bacterias implicadas en la fascitis necrotizante sufrida por la paciente no son de adquisición hospitalaria ni transmitidas a partir de personal o el entorno sanitario, sino procedentes de la microbiota (flora) de la paciente«, señala el trabajo.

Según el especialista, «el diagnóstico de la fascitis necrotizante puede ser difícil de establecer en las primeras horas o días de su presentación, pues los signos locales (crepitación, necrosis, dolor desproporcionado a la palpación) en la zona intervenida pueden aparecer después de manifestaciones generales inespecíficas (fiebre, malestar)».

El informe añade que «la paciente fue atendida» por su médico de Ceme , realizándose «exploración de las heridas, tomas de constantes y exploraciones analíticas». «Al detectarse signos generales de afectación general (sistémica) se procedió a su traslado a un centro de mayor complejidad», agrega.

«De la documentación revisada no se deduce infracción de la lex artis médica en los profesionales sanitarios que atendieron a la paciente hasta su traslado al Hospital La Paz«, concluye el documento forense.

Ante estos resultados, la defensa de la clínica solicita al juez que se de traslado del presente informe al Medico Forense, con el fin de que pueda evaluarlo y considerarlo en la realización de su informe.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.