Publicidad

Los agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación ‘indoor’ en una nave industrial de Leganés con casi 600 plantas de marihuana, y ha detenido a dos hombres, ha informado la comisaría local este viernes una nota de prensa.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en el Polígono de San José de Valderas se podía estar desarrollando una actividad ilícita destinada a la producción y distribución de cannabis. Entre las gestiones realizadas, procedieron a la entrada y registro del inmueble, en principio destinado a actividad comercial.

Publicidad

Los agentes constataron que los dos detenidos tenían dos estancias completamente aisladas, con refrigeración, instalación de riego e iluminación idónea, donde contaban con 562 plantas de marihuana, en fase óptima de recolección, todas ellas con una altura superior al metro, así como gran cantidad de cogollos.

Una plantación de marihuana intervenida en la región (Foto: Archivo/Ep)

La sustancia intervenida alcanzó un peso de 83 kilogramos. En otra de las estancias de la nave, localizaron varias tabletas de hachís, con un peso neto de 500 gramos.

Igualmente, con la colaboración de un técnico especializado, los agentes comprobaron cómo los detenidos contaban con la instalación fraudulenta de un puenteo de electricidad, expidiendo la compañía eléctrica un informe superior a los 8.000 euros de defraudación de fluido eléctrico.

Finalmente, en el registro de la referida nave, localizaron una motocicleta que había sido sustraída semanas antes en la localidad de Madrid, imputándoles a los detenidos este nuevo hecho delictivo. Ambos detenidos pasaron a disposición judicial.

En Aranjuez

La Policía Nacional ha detenido a tres hombres en el municipio de Aranjuez por un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, y ha desmantelado una plantación ‘indoor’ de marihuana, con unas 5.000 plantas, según ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La investigación comenzó a finales de abril, cuando los agentes detectaron la existencia de ese cultivo en una nave del Cortijo de San Isidro. Así, constataron que había una plantación distribuida en cuatro estancias, donde la sustancia se encontraba en distintos estados de crecimiento. También se localizó un secadero y otra habitación con esquejes.

En total, los policías intervinieron más de 5.000 plantas, 13 kilos de cogollos, útiles para la preparación de las dosis, así como seis armas de aire comprimido y casi 10.000 euros en efectivo.

Igualmente, comprobaron que el cultivo contaba con una instalación eléctrica fraudulenta para el suministro energético. Por todo ello, fueron detenidos a finales del pasado mes tres varones como presuntos autores de los hechos.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.