Publicidad

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha estimado que la segunda ola del calor de este verano ha dejado 486 muertes en la Comunidad de Madrid en todo el mes de julio, una cantidad que se dispara a 2.176 en el país.

Según esta entidad, se han producido 155 muertes atribuidas a las altas temperaturas en la última semana, entre el 23 y el 30 de julio, en la Comunidad de Madrid.

Publicidad

El último dato que recoge la estadística de Monitorización de la mortalidad diaria (MoMo) por exceso de temperatura es el referido al sábado 30 de julio, que es el pico mínimo, con 23 decesos estimados en un día.

En la última semana, desde las 23 muertes del sábado día 23, la cifra de decesos ha ido en caída cada día: 22 el domingo día 24; 21 el lunes día 25 y el martes día 26.

Desde entonces, se ha producido un descenso continuo hasta las 15 muertes atribuidas al calor del viernes 29 y las 17 registradas el jueves día 28 y el domingo día 30, según las cifras del sistema MoMo del ISCIII, que hace estimaciones estadísticas de excesos de mortalidad para un día determinado comparando series históricas.

En el conjunto del mes, la cifra se eleva a 486 muertes, con un pico máximo de 39 muertes en un día registrado el pasado día 19, durante la segunda ola de calor que se registró en España.

Datos nacionales

A nivel nacional, el número de muertes atribuibles a las altas temperaturas ascendió a 670 en la última semana y a 2.176 muertes durante el mes de julio.

El último dato que recoge la estadística de Monitorización de la mortalidad diaria (MoMo) por exceso de temperatura es el referido al sábado 30, con 51 decesos estimados.

Un autobús turístico pasa sin pasajeros delante de un termómetro que marca 51º en Sevilla (Foto: Ep)

A nivel detallado, el primer día de la ola de calor, el domingo día 10, se produjeron, según las estimaciones del ISCIII, 15 muertes atribuibles a la temperatura. Desde entonces, se habría producido una escalada continua, ya que al siguiente día, el lunes 11 se registraron 28 fallecimientos estimados por exceso de temperatura.

Este dato aumentó hasta los 41 casos estimados del martes 12 de julio y hasta los 60 el miércoles 13. El siguiente día, el 14 de julio, fue, junto al viernes, de los peores días de la ola de calor, ya que en algunos municipios se registraron valores cercanos a los 44 o 45ºC, como en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir; los 42ºC en el valle del Miño y los 41ºC en el valle del Ebro y en la zona centro.

Según las estimaciones del ISCIII, el jueves 14 de julio se produjeron 93 fallecimientos por el calor, una cifra que aumentó hasta los 123 del viernes 15. El sábado 16 el dato fue de 150. Hasta alcanzar el pico, de 184, que se produjo el martes 19 de julio. Desde entonces, las cifras de muertes atribuibles al calor han descendido, en línea con la bajada de las temperaturas.

Los datos proceden del sistema MoMo del ISCIII, que hace estimaciones estadísticas de excesos de mortalidad para un día determinado comparando series históricas.

«Calcula e infiere valores relativos a todas las causas y atribuibles a temperatura, no números exactos de defunciones. Es decir, las cifras que se ven en el Panel MoMo no son personas fallecidas (no es un registro de defunciones), sino el resultado del cálculo estadístico en forma de estimación. En definitiva, que no es correcto decir que esta ola de calor ha causado X muertes de personas», precisan fuentes del ISCIII.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.