Publicidad

Helados de pescado o fruta, de verdura o incluso de sangre son algunas de las variedades que ofrece el Zoo Aquarium de Madrid a sus animales para que puedan soportar las altas temperaturas que está dejando la ola de calor en estos días.

La directora de Comunicación del Zoo Aquarium de Madrid, María José Luis Cerezo, ha explicado que lo que hacen es adaptar la alimentación de todos los animales con dietas que lleven enriquecimiento helado»

Publicidad

Polos de sangre para los lobos grises, los osos pardos se refrescan con helados de pera, naranja y sandía y las nutrias con truchas heladas. Cada animal tiene su menú adaptado a estos días de calor.

«En el caso de los animales de pelo largo que pasan más calor pues les ponemos más polos, como es el caso de los pandas gigantes, los osos pardos o los lobos grises. A los osos pardos les ponemos las frutas que habitualmente comen en verano, a los pandas les encanta la sandía y a los lobos se les mete sangre fresca como grandes carnívoros», ha señalado María José.

Un jabalí se refresca en una charca en el Zoo (Foto: A. Martínez Vélez / Ep)

Aspersores y piscinas

Normalmente estos helados son un complemento para los animales del Zoo Aquarium que tienen sus dietas repartidas a lo largo de la jornada. Como añadido para paliar esta ola de calor cuentan con zonas habilitadas y aclimatadas que hacen que el verano sea más llevadero.

Publicidad

«Tienen zonas adicionales donde se refrescan que a veces pasan desapercibidas para el público. Los osos pardos tienen una piscina entre las rocas, los cérvidos y lobos tienen aspersores, y ellos a lo largo del día deciden si se bañan, se refrescan o se recogen a zonas de invierno o sombra».

Varios recipientes de comida para osos pardos en el Zoo (Foto: A. Martínez Vélez/Ep)

Además, la especie más atractiva del Zoo, los pandas gigantes, cuentan con unas condiciones exclusivas. «En el caso de los pandas gigantes dentro de la pagoda tienen aire acondicionado, tienen unas condiciones más adaptadas a ellos. A mediodía se recogen y comen sus 50 kilos de bambú diario y luego a primera hora suelen estar en la pradera disfrutando del desayuno», ha explicado la portavoz.

El Zoo Aquarium de Madrid tiene un acuerdo con el Gobierno chino para perpetuar esta especie, hace unos años consiguió salir del estado crítico gracias a estos esfuerzos de conservación.

Publicidad
Un orso pardo comiendo en el Zoo (Foto: A. Martínez Vélez / Ep)

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.