Publicidad

UGT exige a empresas y administraciones protocolos ante los riesgos extremos generados por el cambio climático, una variación de las temperaturas que tiene consecuencias psicosociales como la generación de cuadros de estrés, bajo rendimiento laboral –hasta una pérdida de un 12 por ciento de productividad laboral– y afección en el clima de trabajo.

La secretaria general de UGT Madrid, Marina Prieto, ha presentado en rueda de prensa el informe sobre ‘Nuevas necesidades preventivas ante el reto climático’, donde demandan que tanto empresas como administraciones «tienen que poner en marcha sus evaluaciones de riesgo y las medidas preventivas necesarias».

Publicidad

El sindicato plantea una reorganización y flexibilización del trabajo, no realizar las cargas de más esfuerzos en los horarios de mayor calor, información a los trabajadores y trabajadoras para que conozcan los efectos de realizar su labor en esas condiciones, uniformes adecuados con tejidos permeables y naturales y cremas de protección solar si se trabaja en la calle.

Son algunas de las demandas que plantea el sindicato tras la muerte en las últimas semanas de hasta tres trabajadores en la región por estrés térmico: un operario de la limpieza viaria de Madrid, un trabajador en una nave en Móstoles y un repartidor de la revista municipal en Paracuellos. Además un cuarto trabajador permanece grave en la UCI, también de la limpieza viaria de la capital. Prieto ha adelantado que se reunirá con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el próximo 6 de septiembre.

Un trabajador muerto cada cuatro días

En lo que va de 2022 son cincuenta los trabajadores que han muerto en la Comunidad, lo que denota un aumento de la siniestralidad laboral al pasar de un fallecido cada cinco días en 2021 a uno cada cuatro en este ejercicio, ha alertado la secretaria general de UGT Madrid. «Es insoportable el goteo de víctimas de accidentes laborales», ha lamentado, después de apuntar que la siniestralidad se ha disparado «un 300 por ciento» y «en todos los sectores de actividad».

UGT demanda una «reflexión profunda» y una actualización de la normativa. «No es cierto que a más actividad laboral, más accidentabilidad», ha afirmado Marina Prieto, que ha puesto el foco en el aumento de los accidentes in itinere, «fundamentalmente entre mujeres por la presión que sufren por la carga de trabajo, el estrés, cumplir los requisitos de los horarios y la falta de flexibilidad» siendo la conciliación la tarea pendiente para reducir este tipo de accidentes.

Miedo a perder el trabajo

UGT ha hecho un llamamiento a la gestión del estrés térmico, con la prevención como herramienta, tal y como establece la normativa de los centros de trabajo. «Y más cuando las olas de calor son predecibles», ha insistido Marina Prieto.

La secretaria general ha remarcado la demanda a las empresas y administraciones para «que no haya temporalidad» porque es uno de los condicionantes de mayor peso que pueden derivar en la siniestralidad laboral.

«Si los trabajadores no trasladan su necesidad de parar o descansar es por esa precariedad, por miedo a perder su trabajo», ha descrito Prieto, que ha demandado estabilidad a empresas y mayor vigilancia a las administraciones dado que son «parte implicada» al subcontratar algunos de sus servicios.

Se trata, en definitiva, de «cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales» y aumentar la presencia de delegados en prevención en las empresas. También poner en marcha la figura del ‘delegado territorial de prevención’ en aquellas iniciativas económicas que con cuentan con representantes sindicales. «Donde hay sindicatos se cumple la ley y hay menor siniestralidad», ha asegurado la secretaria general de UGT Madrid.

También demandan «reforzar la Inspección de Trabajo con más recursos humanos y materiales» dado que en la actualidad la media es que cada uno de estos especialistas atiende a una media de 9.000 trabajadores. A la Comunidad le demandan más recursos personales en el Instituto Regional de Seguridad en el Trabajo.

«Nos puede pasar a todos»

La secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT Madrid, Susana Huertas, ha llamado la atención, por su parte, sobre el hecho de que el estrés térmico «no solo está presente entre los trabajadores de la calle». «Esto nos puede pasar a todos», ha advertido, después de recodar que el trabajador que murió en Móstoles lo hizo dentro de una nave industrial.

Huertas ha remarcado la «necesidad de protocolos ante riesgos extremos por cambios climáticos», en la misma línea que ha ido José Luis de la Cruz, consultor ambiental de la Fundación Alternativas, quien ha alertado de los riesgos psicosociales vinculados con el aumento de las temperaturas, como generación de cuadros de estrés, bajo rendimiento laboral y afección en el clima de trabajo.

Tampoco ha olvidado la incidencia de los rayos ultravioleta sobre la piel y el aumento de la contaminación, que se traduce en afecciones respiratorias. También en más alergias ante los cambios en las polinizaciones.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.