Publicidad

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha afirmado este martes que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cesado a la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para «conciliarse» con el «independentismo catalán», por lo que cree que «es momento para que Sánchez se planteé que no puede seguir gobernando España».

Así lo ha subrayado tras conocerse esta mañana el cese de Paz Esteban al frente del CNI tras recibir La Moncloa un informe relacionado con el caso ‘Pegasus’, ante lo que el consejero madrileño se ha preguntado qué será lo siguiente.

Publicidad

«¿Será pactar el próximo nombramiento del director del CNI, en vez de con la oposición leal del PP, con los independentistas de Esquerra y con Bildu?«, se ha preguntado el popular.

«Estamos ante un gobierno que muestra una gran vulnerabilidad frente a los enemigos externos y una gran dependencia frente a los enemigos internos. Es absolutamente inaguantable. España se merece un gobierno serio que dignifique a los españoles y creo que es momento para que Sánchez se planteé que no puede seguir gobernando España», ha recalcado.

La secretaria de Estado y directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban (Foto: R.Rubio/Ep)

Acusaciones al CNI

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha sido cesada este martes tras poco más de dos años como directora del Centro y otros siete meses antes en los que ejerció de jefa interina, debido al escándalo del espionaje a los terminales móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margaritas Robles.

De hecho, el cese de Esteban llega en medio del escándalo por el espionaje con el programa ‘Pegasus’, que también se utilizó para espiar a líderes independentistas, en este caso desde el propio CNI y con las correspondientes autorizaciones judiciales.

El pasado jueves, Paz Esteban compareció en el Congreso ante la Comisión de Gastos Reservados, donde, pese a celebrarse a puerta cerrada, trascendió que justificó el espionaje por parte del CNI a 18 independentistas, entre ellos el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, aportando las autorizaciones judiciales concedidas por el juez de enlace del Tribunal Supremo.

Sin embargo, su nombre fue rápidamente señalado para la asunción de responsabilidades por formaciones como ERC, Junts o incluso Unidas Podemos, que ha evitado dar nombres pero apuntaba al CNI. Frente a ello, había recibido el respaldo de partidos de la oposición (PP, Vox y Ciudadanos), que ensalzaban su «profesionalidad» y sentido de Estado.

Esteban, con rango de secretaria de Estado, también había recibido el respaldo público de la ministra de Defensa, quien había lamentado que tuviera que «estar aguantando estoicamente» acusaciones que, según sostiene Robles, no eran reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.