Varios de los colegios e institutos que aparecen en el listado del III Observatorio de Bandas Latinas en la Comunidad de Madrid, que elaboró el Centro de Ayuda Cristiano, han cuestionado que se les atribuya «sensibilidad» a poder albergar bandas juveniles violentas.

Las críticas al estudio -que se elaboró a partir de encuestas realizadas por GAD3 a 130 centros concertados, 108 públicos y 25 privados de 22 municipios de la región incluyendo 16 distritos de la capital y cuyos resultados trasladaron agencias informativas como Ep- se han sucedido porque muchos de los centros niegan cualquier vinculación o presencia de bandas, así como que hay «sensibilidad» a la captación.

«No hemos tenido que afrontar problemas relacionados con bandas juveniles y no tenemos constancia de que nuestros alumnos formen parte de algunas de estas bandas», ha comunicado un centro de la zona Sur de Madrid a Noticias para Municipios.

Las críticas también se dirigen hacia el procedimiento. Así, uno de los institutos que aparece en el listado ha asegurado que no han tenido contacto alguno con GAD3, la consultora que realizó las encuestas que sirvieron de base al estudio. Tras ello, han desmentido también supuestos problemas de sus alumnos con bandas.

Mientras, otro colegio de la periferia Sur que aparece en el listado ha confirmado que, desconoce que haya habido entrevistas entre profesores, familias o el AMPA del centro.

Según los datos obtenidos, los centros educativos que tienen «sensibilidad» a bandas juveniles violentas estarían en Alcalá de Henares, en el distrito de Carabanchel , Ciudad Lineal y Getafe. También detecta esta problemática en Hortaleza, y en cinco instalaciones de Latina, en el distrito de Puente de Vallecas, y en Parla.

Alumno de un colegio

Piden la retirada de los datos

Por su lado, la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos Giner de los Ríos ha cuestionado también que aparezca información de los centros en el documento y ha pedido su retirada, según informa VozPopuli. La Federación considera que se utiliza una «terminología completamente ambigua, que puede dar lugar a múltiples interpretaciones, y cree que la muestra es insuficiente para «dar la información como fiable».

El estudio hacía una valoración de la situación en los colegios madrileños y llegaba a concluir que uno de cada tres profesores madrileños afirmaba tener a pandilleros en sus centros y asegura que ha recibido petición de ayuda por parte de alumnos.

Los datos revelan que, para los padres, las bandas son la principal amenaza que sus hijos y alumnos pueden encontrar en sus centros de estudio y barrios, muy por encima de la venta de drogas, la inseguridad o los locales de apuestas. Mientras, los profesores apuntan como principal motivo para adscribirse a estas bandas el sentido de pertenencia al grupo, la exclusión social, la falta de expectativas vitales, el absentismo o el fracaso escolar.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.