Publicidad

El Plan Antibandas puesto en marcha por la Delegación del Gobierno en Madrid el pasado 10 de febrero se ha saldado con la detención hasta el 17 de julio de 721 personas, así como con la identificación de 77.268 individuos. Además, merced a este operativo, los agentes se han incautado de 459 armas y han levantado 3.911 actas de drogas.

En este operativo, que comenzó con el doble asesinato del 5 de febrero en dos puntos de la capital, la Policía Nacional ha sido la que mayor carga de trabajo han tenido, con 64.291 identificados, 667 arrestados, 400 armas y 2.396 actas de drogas. El resto, ha sido llevado a cabo por la Guardia Civil, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno.

Publicidad

Los primeros 20 días

En los primeros veinte días del plan, la Policía Nacional identificó a 11.725 personas, detuvo a 120, incautó 60 armas -navajas, cuchillos, machetes, palos, bates o puños metálicos, ninguna de ellas de fuego-, y levantó 463 actas por tenencia de droga. En los siguientes meses este trabajo ha continuado.

Varios detenidos por pertenencia a bandas violentas (Foto: Guarcia Civil)

El plan, que se va modificando y que no tiene día límite, se centra en los distritos madrileños de Carabanchel, Latina, Puente de Vallecas, Usera, Villaverde, Centro, Arganzuela, Ciudad Lineal, San Blas-Canillejas, Moratalaz y Tetuán y en las localidades de Parla, Alcorcón y Alcobendas.

Un total de 514 efectivos de la Policía Nacional componen este dispositivo especial en el que intervienen agentes de las Comisarías de los distritos municipales afectados, además de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), Sección Móvil, Caballería, Grupos de Atención al Ciudadano y las Brigadas de Información, Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Extranjería y Fronteras.

El despliegue se proyectó inicialmente y, a principios de marzo, quedaron fuera los distritos madrileños de Hortaleza y Fuencarral-El Pardo y entró Alcorcón. Además, el operativo se desarrolló en los distritos madrileños de Carabanchel, Latina, Puente de Vallecas, Usera, Villaverde, Centro, Arganzuela, Ciudad Lineal, San Blas y en el municipio de Parla.

Estas son las zonas donde la Policía había detectado a jóvenes miembros de estas bandas y donde hay una mayor incidencia delincuencial y es allí donde se actúa especialmente, además de en los medios de transporte público, como el Metro o Cercanías de Renfe, y en las zonas de ocio.

Desde la Delegación del Gobierno en Madrid han considerado que el plan «ha funcionado muy bien». «Desde el punto de vista de la seguridad está funcionando, y no hay una banda que destaque sobre otra. Ahora se ha de actuar en los resortes sociales, que dependen de otras administraciones, pero que vamos a colaborar con ellas en este sentido. Hay que actuar en el ocio juvenil, arraigo social y en la integración a todos los jóvenes cuyas familias vienen de otros países», indicaban hace unas semanas desde Delegación.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.