Publicidad

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid se ha comprometido a impulsar el Proyecto Hidroforest una novedosa iniciativa encaminada a la restauración y protección hidrológica de los embalses que abastecen de agua a la región mediante el manejo de la vegetación en los montes de cabecera.

El objetivo principal de esta actuación es el de conseguir masas forestales más resistentes y resilientes frente al cambio climático y frente a fenómenos que puedan poner en peligro su estabilidad, como incendios y plagas, de forma que sigan protegiendo las cuencas de los principales embalses de abastecimiento de la Comunidad de Madrid.

Publicidad

«Este proyecto es muy innovador, ya que incide en la conservación de dos recursos naturales esenciales como son los montes y el agua, y que uniendo sus sinergias junto con las actuaciones contempladas, ayudará a mejorar la calidad y cantidad del agua que llega a nuestros embalses, así como las masas forestales, que serán más resistentes ante fenómenos adversos o plagas», ha explicado Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura.

Se financiará en el marco del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia de la Unión Europea y, para su puesta en marcha, ya se han mantenido reuniones con los alcaldes o concejales de los municipios de Alameda del Valle, Lozoya, Navarredonda y San Mamés, Pinilla del Valle, Rascafría, Braojos, Buitrago de la Sierra, Canencia y Gascones, Garganta de los Montes, Horcajo de la Sierra, La Acebeda, Robregordo, Somosierra, Berzosa del Lozoya, Horcajuelo de la Sierra, La Hiruela, Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón, Puebla de la Sierra y Puentes Viejas, así como representantes de la Jefatura del Cuerpo de Agentes Forestales y varios de sus agentes.

En estas reuniones de han detallado las líneas generales del proyecto que mejorará los embalses que están en sus áreas y que suministran agua a la región, explicando de forma detallada las actuaciones previstas en cada municipio. En total, el importe de esta obra es cerca de tres millones de euros y su ejecución se llevará mediante procedimiento abierto de licitación pública, dividida en tres lotes.

Aumentar la vida útil de los embalses

Con estas actuaciones a realizar durante este año, el Gobierno regional quiere mejorar la cantidad y calidad del agua que llegue a los embalses, pues espesura excesiva de la masa implica una menor disponibilidad de agua para los embalses.

También desea incrementar de la vida útil de los embalses disminuyendo su aterramiento al evitarse la erosión y los arrastres; prevenir los incendios forestales que afectarían muy negativamente a la cantidad y calidad de agua y a la vida útil de los embalses; y regular los aprovechamientos forestales para evitar posibles degradaciones y conseguir masas forestales más resilientes, y compatibilizarlos con el desarrollo rural sostenible, a través de actuaciones directas mediante la colaboración público-privada de empresas, ayuntamientos y Comunidad (Proyecto Montes Vivos).

Para ello, se realizará una restauración de los ecosistemas, en sus componentes ecológicos, hidrológicos, en la mejora del carbono orgánico en los suelos y en diferentes acciones contra la desertificación como la restauración ecológica de hábitats vulnerables o terrenos degradados, la creación de corredores de alta montaña y la corrección hidrológico forestal.

Estas actuaciones incluyen la realización de tres estudios que van a determinar el estado actual de las masas de los montes públicos en las cuencas de los embalses de El Atazar y de Pinilla, en colaboración con Canal de Isabel II.

Adaptación al cambio climático

Con información procedente de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y de acuerdo al mapa actual de vegetación de la región, los técnicos de la Dirección General de Biodiversidad y Recuersos Naturales se analizarán las masas puras (presencia vegetal de una única especie de arbolado) y las masas mixtas (con presencia de dos o más), haciendo proyecciones de su posible desarrollo ante el cambio climático.

También se trabajará para controlar los procesos erosivos del suelo, mediante zonas de acarcavamiento y restauraciones de caminos de usos públicos, en un estudio para la colaboración público-privada en la gestión de los montes de utilidad pública y en la conservación de la biodiversidad en enclaves de especial interés.

Paralelamente a este proyecto se están desarrollando estudios previos necesarios para la revisión de los Planes de Ordenación de los Embalses catalogados de la Comunidad de Madrid (El Atazar, El Villar, Pinilla, Puentes Viejas, Riosequillo, La Jarosa, Los Arroyos, Navacerrada, Pedrezuela, Picadas, y Valmayor), que finalizará a mediados de este año para ir actuando sobre ellos.

Esta investigación permitirá recopilar la documentación existente, estudiar el medio biofísico en relación con el socioeconómico y cultural, definir las unidades ambientales y tomar decisiones para el mejor cuidado y funcionamiento de los recursos hídricos.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.