Publicidad

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha autorizado, en su reunión de esta semana, una inversión de 14 millones de euros para la adquisición de 550.500 dosis de 14 tipos de vacunas durante este año. Los contratos, según fuentes regionales, se basan en el Acuerdo Marco para la selección de suministradores de la Administración General del Estado y varias comunidades autónomas y, además, están dirigidas a la inmunización rutinaria que marcan los Calendarios Vacunales para niños y adultos.

El Ejecutivo autonómico ha estimado que, en 2022, es necesaria la compra de las siguientes modalidades: vacunas hexavalente frente a hepatitis B, difteria, tétanos, tosferina acelular, poliomielitis inactivada y Haemophilus influenza tipo b conjugada; difteria, tétanos, tosferina acelular y poliomielitis inactivada; Haemophilus influenzae tipo b; difteria, tétanos, tosferina acelular de contenido antigénico reducidos; difteria y tétanos, de contenido antigénico reducido; hepatitis B para edad pediátrica y vacuna frente a sarampión, rubeola y parotiditis.

Publicidad

También se incluyen para combatir la varicela –con un total de 90.000 dosis la cifra más alta-; sarampión, rubeola, parotiditis y varicela; conjugada frente a meningococo de los serogrupos A, C, Y W; meningococo de sergrupo B; para el virus del Papiloma Humano (VPH) nonavalente y contra el rotavirus; y vacuna polisacárida frente al neumococo 23-valente.

De esta manera, el Gobierno autonómico da cumplimiento a la estrategia de intervención comunitaria en materia de prevención y promoción de la salud, junto con el objetivo de garantizar una inmunización segura de la población y contribuir al correcto desarrollo de todas las políticas de vacunación en la Comunidad de Madrid.

Alerta de la Asociación Española de Pediatría

Esta semana, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha pedido recuperar las coberturas de vacunación en los niños y adolescentesasí como en embarazadas, de cara a la protección de los recién nacidos. El llamamiento se produce tras apreciarse una disminución en las vacunas de recuerdo de meningococo C, difteria o triple vírica (sarampión, paperas y rubéola).

Y es que, una de las consecuencias indirectas de la pandemia de Covid- 19 ha sido la pérdida de contacto de algunas personas y familias con el sistema sanitario, con la consiguiente interrupción en las actividades de prevención y promoción de la salud, incluida la vacunación rutinaria.

«En los primeros momentos de la pandemia se notificó en algunas comunidades autónomas un descenso de las coberturas de vacunación. Con posterioridad, y según se retomó la actividad en los centros sanitarios, la revisión del estado de vacunación de los pacientes ha sido una de las prioridades para los pediatras de Atención Primaria», ha explicado la coordinadora del Grupo de Patología Infecciosa de la AEPap, Rosa Albañil.

Sin embargo, prosigue, dado el curso fluctuante de la pandemia con sucesivas modificaciones en la organización de la asistencia, se cree que puede haber pacientes cuya inmunización «no es óptima». Y es que, de acuerdo con los datos del Ministerio de Sanidad sobre coberturas de vacunación en población pediátrica correspondiente a 2020 (aún no definitivos), se observa una disminución en las coberturas de recuerdo de las vacunas de meningococo C de los 12 meses y la dTpa [difteria, tétanos y tosferina] a los seis años, y de ambas dosis de la triple vírica (sarampión, paperas y rubéola).

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.